Y llegó un acuerdo más ambicioso: 32% de renovables

Los negociadores de la Comisión, el Parlamento Europeo y los Estados miembros alcanzaron esta semana un inesperado acuerdo político que garantiza un mayor uso de las energías renovables en Europa. Las conversaciones avanzaron, llegando al compromiso de alcanzar un objetivo del 32% de energías renovables en la UE, además de una eliminación completa del uso del aceite de palma en el transporte para 2030.

Las conversaciones se realizaron hasta las primeras horas de la mañana del jueves, a pesar de que los negociadores se quedaron sin intérpretes después de la medianoche. El acuerdo sobre la Directiva de Energías Renovables finalmente llegó alrededor de las 04:30, según Sean Kelly, uno de los legisladores del equipo del Parlamento, que tuiteó la imagen de los eurodiputados emocionados posando con Miguel Arias Cañete, comisario de clima y energía de la UE que estaba actuando como mediador en las conversaciones.

acuerdo UE sobre renovables

El nuevo marco regulador incluye el objetivo, vinculante para la Unión Europea, de llegar a un 32% de fuentes de energías renovables para 2030, con una cláusula de revisión al alza de aquí a 2023. Por ello, Bruselas apunta a que Europa podría así “mantener su papel de liderazgo en la lucha contra el cambio climático, en la transición a las energías limpias y en el cumplimiento de los objetivos fijados por el Acuerdo de París”, sostiene la nota de la Comisión Europea.

La Comisión se guía por tres objetivos principales: poner la eficiencia energética en primer lugar, lograr el liderazgo mundial en energías renovables y proporcionar un trato justo para los consumidores. Al impulsar la energía renovable, que puede producirse a partir de una amplia variedad de fuentes, incluida la eólica, solar, hidroeléctrica, mareomotriz, geotérmica y de biomasa, la UE reduce su dependencia de los combustibles fósiles importados y hace que su producción de energía sea más sostenible. La industria de la energía renovable también impulsa la innovación tecnológica y el empleo en toda Europa.

Logros principales del último acuerdo

  • El acuerdo establece un nuevo objetivo vinculante de energía renovable para la UE para 2030 del 32%, incluida una cláusula de revisión para 2023 para una revisión al alza del objetivo a nivel de la UE.
  • Mejora el diseño y la estabilidad de los planes de apoyo para las energías renovables.
  • Proporciona una racionalización real y una reducción de los procedimientos administrativos.
  • Establece un marco regulatorio claro y estable sobre el autoconsumo.
  • Aumenta el nivel de ambición para los sectores de transporte y calefacción/refrigeración.
  • Mejora la sostenibilidad del uso de la bioenergía.

Próximos pasos

Tras este acuerdo político, el texto de la Directiva deberá ser formalmente aprobado por el Parlamento Europeo y el Consejo. Una vez respaldados por ambos colegisladores en los próximos meses, la Directiva sobre energías renovables actualizada se publicará en el Diario Oficial de la Unión y entrará en vigor 20 días después de su publicación. Los Estados miembros deberán transponer los nuevos elementos de la Directiva a la legislación nacional 18 meses después de su entrada en vigor.

Cabe señalar que la Directiva de Energías Renovables es parte integrante de la implementación de las prioridades de la Comisión Juncker para construir “una Unión de la Energía resiliente y una política de cambio climático con visión de futuro”. La UE se ha comprometido a reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40% para 2030.

Contexto

La Directiva de Energías Renovables de la UE de 2009 estableció un objetivo vinculante del 20% de consumo de energía final a partir de fuentes renovables para 2020. Para lograrlo, los países de la UE se comprometieron a alcanzar sus propios objetivos nacionales de energías renovables. También requirió que cada uno de ellos tenga al menos el 10% de sus combustibles de transporte provenientes de fuentes renovables para 2020.

Todos los países de la UE han adoptado planes nacionales de acción de energía renovable que muestran qué acciones pretenden llevar a cabo para alcanzar sus objetivos de energías renovables.

Dado que las energías renovables seguirán desempeñando un papel clave para ayudar a la UE a satisfacer sus necesidades energéticas después de 2020, la Comisión presentó el 30 de noviembre de 2016, como parte del paquete Energía limpia para todos los europeos, su propuesta de Directiva revisada sobre energías renovables.

El comisario Arias Cañete, declaró estar «especialmente satisfecho con el nuevo objetivo europeo del 32% y con su carácter vinculante, que ofrecerá más seguridad a los inversores. Ahora pido al Parlamento Europeo y al Consejo que continúen negociando con el mismo empeño para poder hacer realidad el resto de las propuestas del paquete «Energía limpia para todos los europeos». Esto nos pondrá en el buen camino hacia la estrategia a largo plazo que la Comisión tiene la intención de presentar a finales del presente año».

El acuerdo implica que dos de las ocho propuestas legislativas del paquete «Energía limpia para todos los europeos» (adoptado por la Comisión Europea el 30 de noviembre de 2016, IP/16/4009) han sido ya aprobadas por los colegisladores.

 

2019-03-05T13:30:16+01:00 15 junio, 2018|