Un sistema para reutilizar el agua en el sector minero

⊕ El Centro Tecnológico del Agua (CETAQUA), lidera el proyecto europeo de investigación REMINE WATER que desarrollará un sistema de tratamiento para la recuperación y reutilización de las aguas residuales de la industria minera.

La iniciativa empleará energía solar y distintas tecnologías de purificación para recuperar y reaprovechar los metales y sustancias valorizables presentes en el agua, en el contexto de una economía circular.

Proyecto Remine Water

La gestión responsable, eficiente y sostenible del agua es un elemento fundamental para el sector minero y metalúrgico. Actualmente existen diferentes tecnologías para tratar el agua que utiliza la industria en sus procesos antes de ser enviada al medio receptor. No obstante, es necesario desarrollar nuevas soluciones para optimizar aún más los tratamientos del agua en este sector, mejorando su rendimiento además de reducir los costes de inversión y operación.

Por ello, CETAQUA (centro co-fundado por Aigües de Barcelona, la UPC y el CSIC), junto a las empresas Cobre Las Cruces y Suez, trabajan en el diseño de un sistema de tratamiento que contribuye a la economía circular y que permite recuperar recursos valorizables y agua. El principal objetivo es minimizar el volumen del vertido líquido de las industrias del sector minero, empleando para ello energías renovables “en la medida de lo posible”, señala el proyecto.

Recuperar agua y recursos valorizables

REMINE WATER se ha iniciado en octubre de 2018 y tendrá tres años de duración. Este proyecto desarrollará un sistema de tratamiento a escala piloto que combinará tecnologías electroquímicas y Zero Liquid Discharge (ZLD).

Por un lado, se utilizarán membranas de nanofiltración y tecnologías electroquímicas para recuperar los metales de alto valor presentes en las aguas residuales, principalmente cobre y zinc, junto con algunas sustancias químicas utilizadas en los procesos hidrometalúrgicos, con el objetivo de ser reutilizados. Por otro lado, el proceso ZLD, impulsado por energía solar térmica, permitirá reducir la salinidad de aquellos flujos que lo precisen y recuperar el agua para usarla de nuevo.

El proyecto, co-financiado por el Programa LIFE de la Unión Europea, contará con la participación de la mina sevillana Cobre Las Cruces (CLC), donde está prevista la ubicación la planta piloto. Además participan el Instituto de Metales no Férreos de Polonia (IMN), encargado de estudiar la replicabilidad del proceso en la industria minera y la pyme francesa NewHeat, especializada en la implantación de energía solar térmica en industrias, que demostrará la viabilidad económica del uso de este tipo de energía en los procesos de tratamiento de agua en el sector minero.

 

2018-11-09T13:00:08+00:00 5 noviembre, 2018|