Por su capacidad de experimentación con el medio fotográfico y su personal uso del auto retrato, la carta blanca de Cristina de Middel de PhotoESPAÑA 2018 le dedica una retrospectiva en el Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa a ‘Una odisea africana’ de Samuel Fosso.

Samuel Fosso galardonado en PhotoEspaña.

Nació en Kumba, Camerún, cerca de la frontera con Biafra, entonces un estado independiente de facto dentro de Nigeria. Samuel Fosso creció en este país vecino hasta que tuvo que huir a Bangui en la República Centroafricana en 1972 a causa de la Guerra Civil de Nigeria.

Inicialmente Fosso se hacía autorretratos para terminar los rollos de las películas fotográficas, y las enviaba a sus padres y abuela, que se habían quedado en Nigeria. Al final, la realización de autorretratos se convirtió en un objetivo en sí mismo, y comienza a tomar conciencia de lo que puede expresar con su cuerpo. Se disfraza y caracteriza y se transforma para expresar sentimientos y emociones. Poco a poco va evolucionando y pasa de lo más personal a lo social, y más tarde al compromiso histórico, replicando a los líderes africanos.

Por encargo de la revista Tati, realiza una serie de autorretratos en los que refleja la sociedad africana de los 90 con un filtro muy personal: El jefe (que vendió África a los colonos), La americana emancipada en los años setenta o la Burguesa, aunque aparentemente coloristas y divertidas, las fotos tienen una carga social y política hasta ahora inexistente en el trabajo del artista.

Comienza entonces su compromiso histórico que se refleja en su trabajo más actual: African Spirits (Espíritus Africanos). Aquí, Fosso se caracteriza como Malcom X, Martin Luther King, Mohamed Ali, Angela Davis (militante de las Panteras Negras), Sékou Touré (primer presiente de Guinea-Conakry), «figuras legendarias que han marcado el trayecto interlectual y político de África». Con estos autorretratos, el fotógrafo crea representaciones y «remite a los sueños panafricanistas de periodos precedentes al de la independencia».

Esta antología recorre cuarenta años de su obra, desde su trabajo seminal en los setenta hasta su serie más reciente, El papa negro. Una obra que habla, como la Odisea, de nuestra identidad cambiante, la colonialización, la pertenencia, el exilio y la migración.

También han sido reconocidos con el Premio PHotoESPAÑA: Cristina García Rodero, Harry Gruyaert, Paz Errázuriz, Ramón Masats, Bernard Plossu, Alberto García-Alix, Thomas Ruff, Graciela Iturbide, Malick Sidibé, Martin Parr, Robert Frank, Hiroshi Sugimoto, William Klein, William Eggleston, Helena Almeida, Nan Goldin, Duane Michals, Chema Madoz, Luis González Palma y Josef Koudelka.