Salir del carbón dentro de una generación ¡es posible!

El carbón es responsable del 44% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Por lo tanto, es necesario reducir drásticamente su uso para limitar el calentamiento global y respetar el Acuerdo de París. Si bien este combustible fósil representa el 28% del consumo mundial de energía primaria y emplea a millones de personas, desde la extracción hasta la combustión, esto puede parecer poco realista.

Sin embargo, un informe reciente indica que es posible acompañar la transición del carbón con buenas condiciones sociales y económicas. Esto significa que los principales países consumidores de carbón tienen opciones creíbles para dejar de quemar carbón dentro de una generación.

precios de renovables y carbon

Estos son los hallazgos del estudio “Transiciones del carbón: investigación y diálogo sobre el futuro del carbón”, elaborado por IDDRI y Climate Strategies, en colaboración con institutos de investigación líderes en seis importantes países consumidores de carbón.

Con las políticas adecuadas, el carbón podría eliminarse casi por completo del sector energético en los próximos 20-30 años en seis países [Alemania, Polonia, China, India, Sudáfrica, Australia], sin aumentar significativamente los costos de energía para los consumidores, mientras se cosechan los beneficios económicos y sociales de una transición a nuevas industrias.

Exportadores e Importadores de Carbon

Cosechar los beneficios de una transición

El informe, basado en estudios de casos, muestra que con las políticas adecuadas el carbón podría eliminarse casi por completo del sector energético en los próximos 20 ó 30 años en estos países sin aumentar significativamente los costos de energía para los consumidores, a la vez que se obtendrían beneficios económicos y sociales de la transición hacia nuevas industrias.

Por ejemplo, en India la evidencia es que las minirredes basadas en energía renovable proporcionan un acceso más confiable y más barato a la electricidad para los pobres, con beneficios adicionales para el desarrollo económico y la salud humana.

El peak y la disminución global del carbón, antes de lo previsto

Por su parte, el análisis macroeconómico señala que el punto más alto y el declive del carbón térmico mundial se está acercando más rápido de lo que se mostró anteriormente: el escenario más probable ahora es que la demanda global de carbón térmico alcanzará su punto máximo y comenzará a declinar de principios a mediados de la década de 2020. Esto será impulsado por el reequilibrio económico en curso de la economía china – con políticas públicas en favor de una mayor dependencia de la demanda interna y las innovaciones tecnológicas- la creciente importancia política de la calidad del aire y el suelo y la disponibilidad de agua en los países en desarrollo, y el mero hecho de que ahora es más barato proporcionar acceso a la electricidad a través de energías renovables que el carbón.

Aunque incluso, por ejemplo, una disminución del 5% al 10% en el uso doméstico de carbón térmico, solo en China (que no sería suficiente para cumplir con el Acuerdo de París), podría eliminar hasta un tercio del mercado marítimo mundial de carbón. También parece que los países exportadores, como Australia y Sudáfrica, se muestran poco preparados para la próxima caída en la demanda global de este combustible sólido.

Nuevas actividades económicas

Desarrollar estrategias y políticas para apoyar la transición del carbón es más urgente que nunca. Dependiendo del país, el carbón térmico podría ser reemplazado por una cartera de otras opciones, incluyendo energía más limpia, eficiencia energética y, en algunos casos, cantidades residuales de carbón con captura y almacenamiento de carbono. Las autoridades nacionales y locales también podrían explorar la posibilidad de implementar nuevas actividades económicas basadas en sectores innovadores  como las energías renovables o actividades no energéticas.

Anticiparse

El informe también muestra cómo garantizar que los trabajadores de la industria del carbón y sus comunidades puedan beneficiarse de estas nuevas actividades. Dichas soluciones deben ser específicas del contexto y acordadas entre las partes pertinentes. Sin embargo, el factor de éxito crucial es anticipar en lugar de esperar hasta que la economía se vuelva contra el carbón.

Una buena preparación puede permitir que los trabajadores elegibles más jóvenes sean ubicados más fácilmente en trabajos alternativos, para que los trabajadores mayores se jubilen naturalmente, y para la reconversión y los programas de transferencia laboral para trabajadores en medio de sus carreras.

Elevar la ambición

En una perspectiva más amplia, este informe muestra lo que significa “elevar la ambición” de la acción internacional contra el cambio climático. Los países signatarios del Acuerdo de París deben presentar sus “contribuciones determinadas nacionalmente” revisadas para 2020. Hasta el momento, 36 gobiernos y unas 50 empresas se han comprometido a eliminar el carbón en el sector de la electricidad para el año 2030, como parte de Powering Past Coalition Alliance. Más allá de los compromisos, todos los países deberán indicar exactamente cómo planean alejarse del carbón y los combustibles fósiles.

Implementing coal transitions. Insights from case studies of major coal-consuming economies. A Summary Report of the Coal Transitions project.

 

2018-09-18T09:31:42+00:00 11 septiembre, 2018|