Siguiendo los principios de la economía circular, el proyecto de la MCP utiliza el biogás, generado con los restos biológicos de su depuradora de aguas residuales, en vehículos de su flota que realizan los servicios de transporte público y recogida de residuos.

Esta mañana se presentó, en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Arazuri, el proyecto piloto de depuración del biogás, que estudiará su uso en tres vehículos de la flota de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y analizará su potencial inyección en la red de distribución.

Biogas, Pamplona, MCP

La iniciativa, se enmarca en el contexto de la lucha contra el cambio climático y en concreto, en las acciones de reducción de emisiones iniciado por la MCP en el año 2014. Se pretende encontrar alternativas más sostenibles al uso del combustible diésel que supone una de las principales fuentes de emisiones de la entidad debido a la importante flota de vehículos pesados destinados a la prestación de todos sus servicios. El presidente de la MCP, Aritz Ayesa, recordó que hace dos años el 32% de las emisiones de CO2e de la entidad provenían de los medios de transporte.

El potencial del biogás

La planta experimental producirá biogás durante seis meses. El suministro del combustible se hará por dos meses en cada vehículo: dos camiones de recogida de residuos de poda, aportados por la empresa FCC, con la tecnología necesaria para el uso de biogás, y un autobús cedido por el fabricante Mercedes a la concesionaria del transporte urbano TCC, que prestará el servicio de viajeros en diversas líneas de la red comarcal.

El proyecto, que ha sido promovido conjuntamente por la Mancomunidad, el Grupo Hera y Gas Natural Fenosa, ha contado también con la colaboración de la empresa pública NILSA, dependiente del Gobierno de Navarra, la sociedad pública SODENA y las empresas TCC y FCC responsables del transporte público y de la recogida de residuos respectivamente. La iniciativa es una de los primeras que se desarrollan en España en este campo y que GNF promueve con el objetivo de desarrollar el mercado de gases renovables, entre los que se encuentra el biometano.

Al respecto, Miguel Torrente, director del área de Energía del Grupo Hera, destacó que el potencial del biogás en España es muy alto, por la importante generación de residuos ganaderos y agroindustriales, junto con las EDAR y los vertederos. Tanto en Alemania como en Francia se observan incluso desarrollos, a mayor escala, con la inyección de este combustible en las redes de distribución, ejemplificó.

Rendimiento del biogás en vehículos pesados

El biogás de la estación depuradora de Arazuri procede de los restos biológicos que se obtienen en el proceso de depuración de aguas residuales. Los fangos resultantes de este proceso son sometidos a un tratamiento de digestión anaeróbica tras el cual se obtiene como resultado el biogás y los lodos que se aplican a la agricultura o al compost.

Tras finalizar la experiencia piloto se analizarán diversos factores como la calidad de biogás obtenido en la planta de enriquecimiento, el consumo de los vehículos y la capacidad de producción. Con la información recogida se podrán adoptar decisiones sobre la posibilidad de extender este combustible a buena parte de la flota de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona a lo largo de los próximos años y su viabilidad para introducirlo en la red de gas natural. Todo ello dentro del objetivo de que la Mancomunidad sea Neutra en Carbono en el año 2030, según lo aprobado recientemente en el Plan Estratégico de la entidad.

Este proyecto se enmarca en los principios de la Economía Circular, ya que los propios recursos derivados de las aguas residuales generadas por la población en la Comarca de Pamplona se destinan a la fabricación de combustible que movería los autobuses urbanos y los camiones de residuos.

Estudios previos en Góngora

La implantación de esta infraestructura de biogás para vehículos en la Estación Depuradora de Arazuri se ha decidido tras la evaluación de un proyecto previo ya realizado en el vertedero del CTRU de Góngora. Durante los primeros meses de este año, los equipos técnicos de la Mancomunidad junto con los del Grupo Hera y de Gas Natural Fenosa realizaron diversas pruebas para determinar si era posible implantar esta estación de biometano utilizando biogás del vertedero. Sin embargo, tanto los resultados de las mediciones, como el hecho de que el vertido de materia orgánica en Góngora está destinado a desaparecer en breve plazo, hicieron recomendable la implantación de este proyecto en la Depuradora de Arazuri.

Reducir las emisiones de metano

El biogás es un gas compuesto principalmente por metano (CH4) y dióxido de carbono (CO2), en proporciones variables dependiendo de la composición de la materia orgánica a partir de la cual se ha generado. Las principales fuentes son los residuos ganaderos y agroindustriales, los lodos de estaciones depuradoras de aguas residuales urbanas (EDARs) y la fracción orgánica de los residuos domésticos.

Este combustible es la única energía renovable que puede usarse para cualquiera de las grandes aplicaciones energéticas: eléctrica, térmica o como carburante. Puede desde canalizarse para su uso directo en una caldera adaptada para su combustión, a inyectarse previa purificación hasta biometano en las infraestructuras de gas natural existentes, tanto de transporte como de distribución.

Dado que el CH4 tiene un potencial de calentamiento global 21 veces superior al CO2, el aprovechamiento apropiado del biogás tiene un gran potencial para contribuir a reducir emisiones de gases de efecto invernadero.

Biogas en camines, Pamplona