Proponen una ruta por los molinos harineros hidráulicos

A través del Estudio de los molinos harineros hidráulicos del término municipal de Les Coves de Vinromà, Albert Cifre Colomer pretende “explicar desde el ámbito de la arquitectura una época importante para la economía de mi pueblo, relacionarla con las familias que viven en él y aportar una visión diferente de este tipo de construcciones». Este alumno de Arquitectura Técnica de la Universitat Jaume I (UJI) de Castelló también propone acondicionar una nueva ruta que recorra el paisaje, la cultura y la historia alrededor de estas joyas de la economía agraria.

Cifre Colomer ha compilado y analizado los datos históricos, arquitectónicos y de construcción de los 17 molinos harineros hidráulicos de los que hay conocimiento desde el siglo XIII hasta el XX.

Ruta dels Molins from Aramac Audiovisuals on Vimeo.

El investigador plantea un proyecto de repormodelación para crear un recorrido turístico adaptado para todo el mundo que favorezca el conocimiento arquitectónico, histórico, cultural y paisajista del municipio. La propuesta incluye la recuperación de una pequeña sección de las acequias y el acondicionamiento de un camino accesible y una zona de aparcamiento al inicio de la ruta que estaría adecuada tanto para la movilidad reducida como para la discapacidad visual. El camino, dotado de un pasamanos por la parte cercana al río, contaría con diferentes pavimentos en las zonas de mayor interés, postas y carteles identificativos para el tacto y la lectura.

Todo ello, con el propósito de dar a conocer y valorar el patrimonio histórico y arquitectónico de estas construcciones, que ejercieron un papel fundamental en el desarrollo económico de la población, así como de las acequias que los rodean, que forman una red de 24 kilómetros para el transporte de agua usada en la agricultura y la ganadería. «En 1921 hubo una riada –explica Cifre– y se perdieron más de la mitad de los que había en funcionamiento, pero de los 17 que se han estudiado, 15 formaban una red interconectada que aprovechaba el agua que uno dejaba caer para el siguiente, aunque no todos funcionaban a la vez».

El estudio recoge datos sobre las familias que participaron en la construcción del molino o que lo usaron; las modificaciones que se realizaron; la repercusión en la economía del municipio e, incluso, los años de molida de cada uno. En la parte arquitectónica se ha analizado, por un lado, la tipología (accesos, entrada y salida del agua, las acequias, etc.) y, por otro lado, los elementos más singulares del molino (arcos, bóvedas o acequias peculiares).

También ha analizado la tipología constructiva, los materiales empleados y la influencia de la climatología o de la acción del hombre en su aspecto actual, en un intento de mostrar cómo era la construcción original. La descripción se completa con una detallada explicación sobre la antigua red de acequias, un recorrido marcado mediante GPS que ha sido más sencillo de localizar gracias a la tarea desinteresada de Juan Zaragozá Muñoz, quien se dedica a rescatar, en su tiempo libre, estas joyas arquitectónicas del abandono y de la maleza que las rodea.

El Estudio de los molinos harineros hidráulicos del término municipal de Les Coves de Vinromà ha sido galardonado por la Cátedra FACSA de Innovación en el Ciclo Integral del Agua de la Universitat Jaume I de Castelló en la categoría de Mejor Trabajo de Fin de Grado. Un galardón que, según Albert Cifre, «es para todo el pueblo, porque hay mucha gente que ha colaborado aportando información, limpiando las acequias y las sendas o grabando vídeos.

Artículo difundido por ruvid.org
2017-07-13T07:32:41+02:00 11 mayo, 2017|