Paseos por Getxophoto

Este Festival Internacional de Imagen tiene lugar en el municipio cercano a Bilbao, desde hace 12 años. Impulsado por el colectivo Begihandi, GETXOPHOTO se caracteriza por la utilización de formatos, soportes y espacios no convencionales para hacer circular la obra de artistas internacionales.

El evento está pensado para pasear la ciudad y adentrarse en las exposiciones en unas pocas horas. Tiene actividades programadas hasta el 30 de septiembre. La mayoría de las muestras se realizan al aire libre, lo que permite que el público decida el ritmo y el momento para acercarse.

Asimismo se proponen diferentes recorridos según el tiempo disponible o las necesidades de los visitantes: si se realiza con niños y niñas, si se dispone del día entero o si, por el contrario, se cuenta con poco tiempo.

Obra de Gohar Dashti.

Todas las exposiciones son gratuitas. En su edición de 2018, el Festival ha querido incidir en las exhibiciones concebidas como intervenciones en el espacio público, como lugar de encuentro. Las obras se muestran en el entorno que une la playa de Ereaga con el Puerto Viejo de Algorta, así como en el centro de esta localidad vizcaína.

Mapa del Festival GETXOPHOTO.

En este marco se expondrán piezas de Luca Locatelli, Zanele Muholi, Yoshinori Mizutani, Gohar Dashti, Markel Redondo y Julián Barón, hasta un total de 23 autores de países como Reino Unido, Japón, Irán, Singapur, Estados Unidos o España, quienes llenarán el lugar de imágenes durante un mes.

El postconflicto

La veintena de exposiciones (individuales y colectivas) conforman el eje estructural de la programación artística en torno al tema de este año Postconflicto. Reformulando el diálogo. Los trabajos abordan conflictos de todo tipo, tanto ecológicos, tecnológicos, políticos o humanos, y reflexionan acerca del significado, las consecuencias y la reconstrucción del diálogo en periodos posteriores a situaciones de conflicto.

Por segundo año consecutivo, el Festival cuenta con Monica Allende como comisaria. Una de sus propuestas es la instalación de más de 4.000 fotografías pequeñas con las que los artistas asiáticos Chow & Lin realizarán un gran mural de 20 metros en el interior del mercado de Algorta. La obra se titula Equivalence.

The Ecological Footprint of Fish, en tanto, es una crítica al impacto de las piscifactorías en el ecosistema, evidenciando el coste ecológico de un capricho culinario y consumista.

En un tono más político, el artista belga Anton Kusters estrena The Blue Skies Project, trabajo que revisita la memoria del Holocausto a través de 1.078 polaroids que representan sendos cielos azules. Son los cielos que dominan los 1.078 campos de concentración que existieron en Europa.

Obra de Anton Kusters.

También la realidad virtual volverá a tener lugar en la programación con el premiado documental The Sun Ladies. Estrenado en la última edición de Sundance, cuenta la historia de un grupo de guerrilleras yazidíes que plantan cara al ejército del Estado Islámico. Una experiencia de realidad virtual que traslada al espectador, junto a ellas, a la primera línea del frente.

Asimismo, el público tendrá opción de escribirles cartas a estas mujeres y éstas se les enviarán al Kurdistán. También vale la pena mencionar el sobrecogedor trabajo realizado con drones del bilbaíno Markel Redondo, quien ha registrado las consecuencias de un urbanismo desaforado creando unos impactantes documentos visuales sobre la crisis del ladrillo en España.

Está además el trabajo del data-artista californiano Josh Begley, quien propone un viaje aéreo a lo largo de los 3.144 km de frontera que separa Estados Unidos de México, desde el Pacífico hasta el Atlántico. En una pieza multimedia de 6ʼ minutos de duración que reúne más de 200.000 fotografías capturadas por los satélites de Google Earth, Begley invita a reflexionar sobre la inviabilidad de construir un muro que separe los dos países.

Destaca, por otra parte, la exposición colectiva Identidad y violencia, que reúne el trabajo de tres autoras. Con el telón de fondo del genocidio armenio, Lucie Khahoutian, del colectivo Live Wild Collective, explora las complejidades del doble origen armenio y francés. La destacada artista sudafricana Zanele Muholi ofrece una respuesta personal a la colonización y exotismo del cuerpo femenino negro.

Yoshinori Muzutami.

 

2018-09-14T10:36:01+00:00 14 septiembre, 2018|