Países comprometen US$ 9,8 mil millones para el fondo climático

Las principales aportaciones provienen de Reino Unido, Francia, Alemania, Japón y Suecia. España se sitúa en el décimo lugar por monto comprometido.

Para abordar la urgencia de actuar contra el cambio climático 27 países se comprometieron recientemente en París a reponer el Fondo Verde para el Clima (GCF) por un equivalente de 9,78 mil millones de dólares (unos 8,76 mil millones de euros) durante los próximos cuatro años.

Los recursos ayudarán a los países en desarrollo a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse a los efectos negativos del calentamiento global, como el aumento del nivel del mar, las temperaturas récord, las sequías prolongadas y los eventos meteorológicos más frecuentes y severos.

El monto prometido excede los USD 9,3 mil millones anunciados en la conferencia de compromiso anterior del Fondo en 2014, a pesar de que algunos de los contribuyentes aún no se han comprometido.

Cabe señalar que las tres cuartas partes de los países aumentaron sus promesas. Casi la mitad de ellos duplicó o más que duplicó sus promesas. Este es un aumento del 70% en los recursos programados anualmente.

Por países, destacan Reino Unido (1.850 millones de dólares), Francia (US$ 1.790 millones), Alemania (US$ 1.680 millones), Japón (US$ 1.500 millones) y Suecia con 852 millones de dólares como los principales contribuyentes. España se encuentra en el décimo puesto en este ranking con 176 millones de dólares.

En todo caso, el Fondo continuará recibiendo contribuciones en los próximos cuatro años.

En particular, estos compromisos mejorarán la capacidad del Fondo para ayudar a los países en desarrollo a diseñar y entregar planes de acción climáticos ambiciosos. Para 2020, se espera que los gobiernos presenten planes actualizados, conocidos como contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC), que son clave para el Acuerdo de París.

Las inversiones respaldadas por el Fondo Verde para el Clima ya están incidiendo en las vidas en 99 países en desarrollo en todo el planeta, incluyendo acciones como cerrar la brecha energética en Ruanda y Kenia; ayudar a Mongolia en su transición a energías renovables y reducir su contaminación del aire; mejorar los suministros de agua en Barbados; y aumentar la resiliencia climática de las mujeres bereberes en Marruecos a través de prácticas agrícolas sostenibles que también impulsan los medios de vida locales.

Para lograr el máximo impacto, la inversión pública del Fondo Verde para el Clima aumenta las capacidades de acción climática de los países en desarrollo y ayuda a desbloquear los mercados del sector privado de innovación de baja emisión y resistente al clima.

Se estima que cada billón de dólares invertido en el Fondo genera casi US$ 3 billones en financiamiento adicional, incluso de los países receptores.

COP25

Por su parte, se espera que el éxito de la reposición refuerce la cooperación climática mundial, incluso en la reunión internacional de la Conferencia de las Partes en España (COP25) del 2 al 13 de diciembre de 2019 y en la COP26, que será coorganizada por Reino Unido e Italia en Glasgow del 9 al 19 de noviembre de 2020.

Hay que decir que los 194 países partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) establecieron el GCF en 2010 para dirigir la financiación climática a los países en desarrollo. El Acuerdo de París de 2015 confirmó el papel central del Fondo en la fusión de la acción global que mantiene la temperatura global sube muy por debajo de los 2 grados centígrados y aumenta la resistencia de los países al cambio climático.

 

 

2019-11-07T19:17:55+01:00 3 noviembre, 2019|