Nuestro legado marino se debate en Bali

Indonesia es el anfitrión de la V Conferencia Our Ocean Our Legacy (Nuestros Oceános Nuestro Legado) que se realiza en Bali los días 29 y 30 de octubre. Este año el encuentro internacional busca producir compromisos y medidas que permitan la sostenibilidad de nuestros océanos.

Desde 2014, Our Ocean Conference ha generado compromisos por un total de alrededor de 18 mil millones de dólares y 12,4 millones de kilómetros cuadrados de áreas marinas protegidas. Esta Conferencia quiere mostrar un progreso significativo en promesas anteriores e inspirar nuevas acciones.

Susi Pudjiastuti, ministra de Asuntos Marítimos de Indonesia

Susi Pudjiastuti, ministra de Asuntos Marinos y Pesca de Indonesia invita a los líderes a comprometerse a la sostenibilidad de los océanos, para las futuras generaciones.

Qué legar

Los océanos no sólo llevan seres vivos e historia, sino también una promesa de futuro. Su inmensidad es clave para nuestra economía, la seguridad alimentaria y para frenar el impacto del cambio climático. Sin embargo, los océanos están bajo una presión inmensa debido al impacto adverso de las actividades humanas.

La contaminación marina, la decoloración de los arrecifes de coral, el aumento de la temperatura del mar y la pesca insostenible continúan ocurriendo. La amenaza indirecta para los océanos también se oculta con los hallazgos recientes sobre el tráfico de personas en las operaciones de pesca, el tráfico de vida silvestre y el contrabando de armas y drogas.

Ahora se tiene la opción de elegir el tipo de legado para las generaciones futuras; y esa elección depende de las acciones que se tomen hoy.

La Conferencia

El objetivo principal del encuentro de este año es aumentar y mejorar la colaboración y la asociación entre los diferentes interesados ​​del océano, lo que se traduce en compromisos concretos y viables. Se alienta a los participantes a anunciar sus compromisos durante la conferencia, para contribuir de manera crítica a los esfuerzos mundiales para preservar la salud de los océanos.

En esta edición se va a continuar el debate sobre las áreas marinas protegidas, las pesquerías sostenibles, la contaminación marina y los impactos relacionados con el cambio climático en los océanos. También mantendrá los temas transversales de la economía azul sostenible y la seguridad marítima, tal como fue introducida por la Unión Europea en 2017.

Áreas de acción

Las Zonas Marinas Protegidas (AMPs) cuidan los paisajes y la biodiversidad, permitiendo que las especies comerciales se reproduzcan y prosperen, repoblando las pesquerías adyacentes. Apoyan el patrimonio y la explotación sostenible, y conducen a la creación de nuevos puestos de trabajo en turismo, investigación y educación.

El derecho internacional requiere que un mínimo de 10% de las áreas marinas y costeras estén protegidas de manera efectiva para 2020. Hoy en día, solo el 4% de las áreas marinas y costeras están protegidas por ley y menos del 1% se aplica por completo.

La Conferencia está buscando compromisos para desarrollar redes regionales efectivas de AMPs, y apoyarlas con recursos económicos suficientes, capacidad técnica y gestión participativa sostenible.

Cambio climático

La atmósfera y los océanos están experimentando cambios drásticos: se están calentando y cambiando la composición, más rápido que nunca. Esto tiene consecuencias a escala global. Algunos son cada vez más obvios: el aumento del nivel del mar, las condiciones climáticas extremas, la acidificación de los océanos, las zonas muertas y las especies invasoras. El impacto en las comunidades costeras es dramático.

Los océanos han absorbido el 90% del exceso de calor del invernadero, así como el 30% del CO2 generado por los seres humanos, lo que ha alterado la productividad y los patrones de biodiversidad. Esto pone en peligro nuestro suministro de pescado y marisco, lo que a su vez amenaza la seguridad alimentaria.

El aumento del nivel del mar ha provocado que las costas retrocedan cientos de metros, y el clima extremo está generando catástrofes récord, poniendo en peligro a comunidades enteras y medios de vida tradicionales. Los pequeños estados insulares son particularmente vulnerables al daño económico resultante, al igual que las tierras bajas costeras donde se concentran el comercio, la riqueza y la mayor parte de la población mundial.

Bali pide compromisos para reaccionar y prepararse para el cambio climático y el aumento del nivel del mar, ayudando a las comunidades a adaptarse y trabajar con la naturaleza, no en contra de ella.

Pesca sostenible

Mil millones de personas, principalmente en los países en desarrollo, dependen de los productos del mar como su principal fuente de proteína animal. Además, millones de empleos en todo el mundo dependen de la pesca, la acuicultura y su mercado global. Los mariscos son el producto alimenticio comercial más grande del mundo y un componente integral para los medios de vida y las tradiciones de muchos.

Pero la pesca mundial es un recurso limitado y compartido, y una creciente población mundial solo ha exacerbado la creciente demanda. La contaminación y la degradación ponen a las poblaciones de peces bajo mayor estrés. Esto amenaza la sostenibilidad, la seguridad alimentaria mundial y los ecosistemas marinos enteros, donde las especies comerciales valiosas están desapareciendo.

Todo esto tiene un impacto dramático en la pesca tradicional y en las comunidades dependientes de la pesca. Al mismo tiempo, el flagelo de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada representa hasta 10.000 millones de euros anuales (hasta el 15% de la captura mundial).

Desde Indonesia se demandan acciones para abordar estos problemas críticos, revertir la sobreexplotación y combatir la pesca ilegal, ayudando a administrar los recursos comunes a niveles sostenibles, con un enfoque a largo plazo basado en el ecosistema.

Conference Our Oceans Our Legacy

Contaminación marina

Prácticamente todos los rincones de los océanos del mundo se ven afectados por la contaminación, un desafío mundial cada vez mayor con un impacto ambiental, social y económico agudo.

La contaminación marina provoca profundos cambios ecológicos, grandes pérdidas de biodiversidad y menores rendimientos comerciales. Contaminantes como los metales pesados ​​acumulados a través de la cadena alimentaria o las cargas bacterianas en las aguas costeras afectan directamente la salud de millones de personas.

La basura plástica y los residuos urbanos se están acumulando en todo el mundo a un ritmo alarmante. En algunas áreas, los micro-plásticos ya superan en número al plancton por seis a uno.

Además esta contaminación cuesta miles de millones. Los artículos peligrosos como los contenedores perdidos y las artes de pesca, amenazan directamente la navegación, la infraestructura, las especies marinas y las vidas humanas.

Enfrentar la contaminación marina es un desafío ambicioso, pero también una gran oportunidad: una economía circular que reduzca los desechos podría generar miles de millones en efectivo solo por mejorar la eficiencia. La necesidad de recuperación y reciclaje de basura abrirá las puertas a nuevos modelos de negocios innovadores. Este emprendimiento ‘azul’ no solo ayudará a mejorar la salud y la productividad del medio ambiente marino, sino que también permitirá que florezcan soluciones inteligentes para el desarrollo sostenible.

Economía azul sostenible

La producción de la economía oceánica mundial se estima en alrededor de 1,3 billones de euros y se prevé que se duplicará en 2030.

Esto significa que la economía azul podría convertirse en un importante motor de la prosperidad y la creación de empleo, sobre todo en algunos países en desarrollo y de ingresos medios, donde el sector ya representa una parte importante de la economía en general.

Hay un enorme potencial sin explotar. Áreas como la acuicultura, la energía renovable en alta mar, la biotecnología, el turismo costero ofrecen oportunidades importantes para fomentar el crecimiento azul y promover el desarrollo inclusivo al generar nuevas oportunidades de empleo.

Our Ocean busca compromisos de la industria, las administraciones nacionales y locales, las instituciones de investigación y la sociedad civil para aprovechar todo el potencial de la economía azul de una manera inteligente, sostenible e inclusiva.

En definitiva, Indonesia ha convocado a participantes de países de todo el mundo para garantizar diversas perspectivas de diversas partes interesadas, incluidos gobiernos, sectores comerciales, entidades financieras, comunidades científicas, organizaciones de la sociedad civil y jóvenes líderes. También están invitados jefes de estado, ministros y defensores de diversos orígenes a influir en compromisos concretos y viables para preservar la salud de los océanos.

Las áreas de acción de Our Oceans 2018

Our oceans 2018

 

 

2018-11-09T13:01:19+00:00 3 octubre, 2018|