Un nuevo urbanismo en Madrid, Barcelona, Bilbao y Viladecans

La entidad Urban Innovative Actions (UIA), de la Comisión Europea, ha dado a conocer los primeros 18 proyectos seleccionados que probarán ideas innovadoras en zonas urbanas con el fin de hacer frente a retos actuales como la transición energética, la pobreza urbana o la integración con migrantes. En esta convocatoria se comprometieron €80 millones FEDER. Las ciudades españolas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Viladecans están entre las elegidas.

Proyectos UIA Europa

Después de un proceso competitivo de 378 propuestas, presentadas en marzo de 2016, provenientes de 24 Estados miembros de la UE, 18 autoridades urbanas tendrán la oportunidad de experimentar soluciones audaces e innovadoras para hacer frente a los desafíos relacionados con la pobreza urbana, la integración de migrantes y refugiados, empleo y habilidades en la economía local y la transición energética.

Transición energética

Tres ciudades van a impulsar la transición energética. Gotemburgo pretende reducir el uso de energía de combustibles fósiles y aumentar la seguridad del suministro. Plantea el desarrollo y prueba de un novedoso sistema de energía, a nivel de distrito, integrando un sistema de energía local y de mercado contemplando la oferta y la demanda. París, por su parte, aspira a un rendimiento óptimo de energía, a escala de distrito. Integrará en un sistema de mando a los stakeholders con una plataforma de gestión que supervise, consolide y analice los datos que ayudarán a los interesados a alcanzar los objetivos de eficiencia energética. Para hacer frente al desafío de la escasez de combustible, el ayuntamiento de Viladecans quiere asegurar una transición de energía estable, a través de una profunda renovación energética de los edificios residenciales de un barrio marginal, mediante la creación de una asociación de gobernabilidad pública-privada y la ciudadanía.

Oportunidades de negocios en la economía local

Cuatro ciudades contribuirán al empleo y a la economía sostenible. El ayuntamiento de Bilbao se preparará para la transición hacia la Industria 4.0 (robótica, impresión 3D, etc.), a través de un proceso de colaboración para que el sector de Conocimiento Intensivo de Negocios satisfaga las demandas de transformación digital de la industria manufacturera. En Madrid, el consistorio va a hacer frente a las consecuencias de la crisis económica, mediante el apoyo a iniciativas de base y el desarrollo de la economía solidaria para aumentar la resiliencia a los impactos económicos futuros en cuatro sectores clave: energía, alimentos, movilidad y reciclaje. La ciudad de Milán verá en el sector agroalimentario la creación de un centro de innovación abierta que promoverá dimensiones empresariales, sociales, sostenibles y tecnológicas. Por su parte, Rotterdam abordará el futuro déficit de cualificación en los sectores verdes, digitales y de salud mediante el establecimiento de un programa de carrera y orientación continua del talento, empezando por los niños de nueve años y jóvenes de las escuelas profesionales.

Pobreza urbana

Seis iniciativas trabajarán en la pobreza urbana, centradas en los barrios desfavorecidos. En Barcelona se pondrá a prueba el impacto de las diferentes tipologías de ingresos mínimos garantizados, a través de la implementación de las actividades de participación y empoderamiento. El ayuntamiento de Birmingham, a través de la participación de investigadores comunitarios, identificará y conectará los activos sociales y económicos existentes en las comunidades pobres y migrantes con grandes inversiones de capital e infraestructura de la ciudad. La ciudad de Lille pondrá a prueba nuevas maneras de reintroducir las actividades productivas centradas en la alimentación en uno de sus barrios más desfavorecidos. Destinado principalmente a la población sin hogar y socialmente excluidos, la ciudad de Nantes tratará de romper el círculo de la polarización social y espacial mediante la creación de una ventanilla única de prestación de servicios globales. La ciudad de Pozzuoli, en el sur de Italia, utilizará treinta hectáreas de zonas verdes públicas en un barrio desfavorecido para encabezar un proceso económico y de desarrollo de agricultura urbana como medio para combatir la pobreza. En Turín, el ayuntamiento va a dar a los residentes de barrios marginados el empoderamiento para hacerse cargo de los bienes municipales en desuso para coproducir servicios y desarrollar una economía colaborativa.

Integración

Cinco áreas urbanas pondrán a prueba nuevas ideas para facilitar la integración de migrantes y refugiados. En Amberes, jóvenes refugiados no acompañados, que han alcanzado la mayoría de edad, tendrán la oportunidad de participar en un conjunto de viviendas donde se hacen coincidir con jóvenes locales, optando a la formación y oportunidades de empleo. En Munich, los nuevos apartamentos serán compartidos por refugiados y ciudadanos locales que co-diseñan espacios comunes e integran actividades culturales y de formación con el desarrollo de mecanismos de auto-gobierno. La ciudad de Bolonia fomentará la inclusión social, cultural y económica de personas migrantes, integrando diferentes servicios en un nuevo centro reformado. Se permitirá a migrantes adquirir nuevas habilidades y generar micro-empresas de servicios a la comunidad en el vecindario. En tanto, las habilidades empresariales de solicitantes de asilo se capitalizarán en la ciudad de Utrecht ya que combinará viviendas de la comunidad con actividades de aprendizaje. La ciudad de Viena creará una ventanilla única para refugiados que reunirá a servicios municipales con iniciativas de base a través de nuevas formas de cooperativas sociales.

La selección de los proyectos fue realizada por un comité formado por la Comisión Europea y la UIA, de acuerdo con el nivel de innovación de las propuestas, la calidad de la asociación de las entidades, la capacidad de medición de los resultados esperados, el potencial de transferencia de la solución a otras zonas urbanas en Europa y la calidad general del plan de trabajo. Aproximadamente 80 millones de euros se han comprometido a apoyar los proyectos seleccionados. Esta iniciativa cuenta con un presupuesto total del FEDER de 372 millones de euros para el periodo 2014-2020.

Próximos pasos

Los proyectos pondrán en marcha sus actividades el 1 de noviembre y tendrán una duración de tres años. Un año más se dedica a la captura y el intercambio de los principales conocimientos adquiridos durante la ejecución. En los próximos meses, cada proyecto seleccionado tendrá una página en el sitio web de la UIA con información más detallada sobre las actividades, los socios y los hitos.

La segunda convocatoria de propuestas se pondrá en marcha en noviembre de 2016. Se invita a las autoridades urbanas interesadas comprobar los detalles de los temas de economía circular, la movilidad urbana sostenible y la integración de migrantes y refugiados ya disponible en la página web.

Ecopost, información útil para una economía sostenible.
2016-12-15T13:15:01+01:00 15 octubre, 2016|