Luz verde al nuevo reglamento europeo de agricultura ecológica

La Presidencia maltesa y el Parlamento Europeo llegaron a un acuerdo preliminar sobre la revisión de las actuales normas de la UE sobre la producción ecológica y el etiquetado de productos ecológicos.

El reglamento acordado, que se aplicará a partir del 1 de julio de 2020, establece normas más modernas y uniformes en toda la UE con el objetivo de fomentar el desarrollo sostenible de la producción ecológica. También tiene por objeto garantizar una competencia leal para los agricultores y los operadores, prevenir el fraude y las prácticas desleales y mejorar la confianza de los consumidores en los productos ecológicos.

El esperado acuerdo se produce después de tres años de intensas negociaciones y tendrá que ser aprobado formalmente por el Consejo y el Parlamento.

crecimiento superficie organica

Las tierras agrícolas orgánicas se han más que duplicado en la última década y cada año 500.000 hectáreas de tierra se convierten en producción orgánica. Sin embargo, el marco legislativo no ha seguido esa expansión del mercado y todavía incluye diferentes prácticas y excepciones.

Las nuevas reglas

La nueva normativa pretende facilitar la vida de los agricultores ecológicos mejorando la claridad jurídica y permitiendo una mayor armonización y simplificación de las normas de producción. Varias excepciones pasadas se suprimirán gradualmente, a reserva de los informes pertinentes de la Comisión.

Aumentar la confianza del consumidor mediante el fortalecimiento del sistema de control. Las medidas preventivas y cautelares se han aclarado y reforzado (por ejemplo, las funciones y responsabilidades de los diferentes órganos de control). El nuevo Reglamento introduce controles sobre los minoristas y un enfoque basado en el riesgo de los controles, reduciendo así la carga administrativa para los operadores en general y las pyme en particular. Los controles específicos sobre la agricultura ecológica se complementarán con las normas recientemente introducidas sobre los controles oficiales a lo largo de la cadena agroalimentaria.

Controles oficiales

Lo acordado también quiere hacer que la competencia entre los productos de la UE y las importaciones sea más justa. El «sistema de cumplimiento» se convertirá en la norma en materia de reconocimiento de los organismos privados de control en terceros países. Esto significa que estos organismos deberán cumplir las normas de producción y control de la UE para decidir si un producto que se va a exportar al mercado europeo es orgánico o no. Además, el desarrollo de nuevos acuerdos comerciales con terceros países permitirá a los operadores de la UE encontrar nuevas oportunidades de mercado fuera de Europa.

Además va a ampliar el alcance de las normas orgánicas para abarcar una lista más amplia de productos (por ejemplo, sal, corcho, cera de abejas, mate, hojas de vid, corazones de palma) y reglas adicionales de producción (por ejemplo ciervos, conejos y aves de corral).

Mediante la introducción de un nuevo sistema de certificación de grupo, se facilitará que los pequeños agricultores pasen a la agricultura ecológica reduciendo los costos de inspección y certificación, así como la carga administrativa correspondiente.

En tanto, el reglamento quiere proporcionar un enfoque más uniforme sobre los plaguicidas. El nuevo reglamento armoniza las medidas cautelares, aumentando así la seguridad jurídica. Al mismo tiempo, fomenta la flexibilidad en el caso de las medidas que deben adoptarse en presencia de sustancias no autorizadas para tener en cuenta las diferentes situaciones de los distintos Estados miembros. Esto significa que los países que ya dispongan de normas nacionales que establezcan umbrales para las sustancias no autorizadas podrán mantenerlas.

En cuanto a las excepciones para la producción en lechos demarcados en invernaderos, se acordó que los agricultores que utilicen esta práctica hasta el 28 de junio de 2017 en Dinamarca, Suecia y Finlandia podrán mantenerla durante 10 años. Mientras tanto, la Comisión evaluará su compatibilidad con los principios de la producción ecológica y, a la luz del resultado de este análisis, podrá presentar una propuesta legislativa.

Próximos pasos

El acuerdo de ayer aún debe ser aprobado por el Comité Especial del Consejo de Agricultura (SCA). Tras su aprobación oficial por el Consejo, la nueva legislación se presentará al Parlamento Europeo para su votación en primera lectura y al Consejo para su aprobación definitiva.

“La gente quiere alimentos más verdes y saludables en sus platos y la demanda de productos orgánicos en la UE está creciendo día a día. Estamos orgullosos de anunciar un acuerdo sobre nuevas reglas que desbloquearán el potencial del sector orgánico y la confianza de los consumidores”, señaló Clint Camilleri, secretario parlamentario maltés de Agricultura, Pesca y Derechos de los Animales y presidente del Consejo.

Organic farming in the EU.

Nota de prensa original: Green light to new European rules on organic farming.

2017-09-12T08:19:05+01:00 26 julio, 2017|