Todos los costos de las centrales de carbón

Limitar las emisiones podría salvar miles de vidas cada año, no obstante, más de la mitad de las centrales eléctricas de carbón en Europa están operando con “permiso para contaminar” por encima de los umbrales establecidos en la legislación de la UE. En el 2013, hubo 22.900 muertes prematuras relacionadas con las emisiones de centrales eléctricas de carbón. En España, fallecieron 1.530 personas, lo que junto a enfermedades respiratorias y pérdidas de días trabajados, supone un costo económico de €4.330 millones para el erario público nacional.

Estas son las conclusiones del nuevo informe Elevando la nube oscura de Europa: Cómo reducir el carbón salva vidas (“Lifting Europe’s Dark Cloud: How cutting coal saves lives”) publicado por la Oficina Europea de Medio Ambiente (EEB), la Alianza para la Salud y el Medio Ambiente (HEAL), Climate Action Network (CAN), WWF y Sandbag.

Mientras en Europa las muertes prematuras por las emisiones de centrales de carbón llegaron, en 2013, a 22.900 personas, en España esta cifra fue de 1.530, apunta el informe. También declara que las mayores tasas de fallecimientos relacionados con las emisiones de dióxido de azúfre (SO2), óxidos de nitrógeno (NOx) o PM10, se dieron por el funcionamiento de dos centrales térmicas de Polonia (Kozienice con 652 muertes y Rybnik con 476 fallecimientos); una de Reino Unido (Drax, con 591 muertes); otra de Rumanía (Drobeta, con 430) y en quinta posición, por la central española Andorra, (Endesa, provincia de Teruel) con 398 muertes prematuras.

Centrales termicas España, excepciones, muertes prematuras

En 2013, las otras centrales españolas con mayor resultado de muertes prematuras fueron Litoral, (Endesa, Carboneras, Almería) con 177 muertes; Aboño (HC Energía, Gijón) con 140 fallecimientos; la Compostilla II (Endesa, Cubillos del Sil, León) con 131 muertes y Anllares (Gas Natural Fenosa-Endesa, en Páramo del Sil, León), con 110 muertes.

Centrales térmicas, costo sanitario, muertes prematuras

También indica el estudio que los nuevos casos de bronquitis crónica en adultos ese mismo año sumaron 11.800 en Europa y 1.050 en España. Los ataques de asma en niños llegaron a 538.300 en Europa y 48.430 en España.

Con todo, el documento calcula que, en 2013, se perdieron 6,6 millones de días trabajados por estas causas en Europa así como 532 mil días en España. Todo ello conllevó un costo sanitario de 63.200 millones de euros por las emisiones de las centrales térmicas de carbón en Europa, cifra que alcanzó los 4.330 millones de euros en el estado español.

Además de lo descrito, el informe analiza (ver tabla anterior) la hipotética reducción de las muertes, enfermedades y costos laborales y sanitarios si efectivamente se cumplieran con las normas europeas. La metodología propone modelos de reducción de las emisiones de dióxido de azufre (SO2), óxidos de nitrógeno (NOx) y las partículas primarias (PM10) en los siguientes escenarios:

  • El escenario ‘2016 IED limits’ que se basa en los límites máximos de emisiones para los tres contaminantes atmosféricos (SO2, NOx y PM) bajo la Directiva sobre Emisiones Industriales (IED), que entró en vigor el 1 de enero 2016, llamada “EU safety net”.
  • El escenario ‘Proposed BREF limits’ que se basa en el límite superior del rango de emisión que se aplicará a partir de cuatro años después de la publicación de la versión revisada de las «mejores técnicas disponibles” (Best Available Techniques Reference Document’ ‘o BREF) para Large Combustion Plants o (LCP BREF).
  • El escenario ‘BAT Best Available Techniques’ (Mejores Técnicas Disponibles) que muestra lo que podría lograrse si las técnicas más eficaces descritas en el LCP BREF revisado, que será estándar para las “nuevas” plantas, se aplicara también a las instalaciones existentes.

En todo caso, los límites técnicos de referencia propuestos darían lugar a una reducción de las emisiones, en comparación con los límites de 2016 del IED. En total, las emisiones de SO2 se deben cortar en 28% y las emisiones de NOx un 16%. Pero estas reducciones están todavía muy lejos de lo que podría lograrse mediante la aplicación de los límites de contaminación en base a las mejores técnicas disponibles establecidas en la gama más estricta.

Sin embargo, la mayoría de las centrales térmicas en España y Europa no cumplen con estos límites ya que es la propia normativa europea junto a las política nacionales las que facilitan las excepciones a dichas reglas.

Las excepciones a las normas de emisiones IED

Organizaciones como Sandbang han señalado anteriormente que la Directiva sobre Emisiones Industriales ya tiene muchas flexibilidades incorporadas. Aun así, los operadores de plantas que tienen dificultades para cumplir han convencido a los Estados miembros a solicitar excepciones a las regulaciones para ayudarles a permanecer en funcionamiento. Estas excepciones pueden agravar todavía más el problema del carbón y crear otra capa de incertidumbre.

“La mejora de la mala calidad del aire de la UE requerirá una regulación más estricta y una inversión significativa. Sin embargo, los beneficios para la salud a largo plazo superan fácilmente las inversiones financieras necesarias. Como sociedad médica, notamos una y otra vez la desconexión entre el reconocimiento de los peligros de la contaminación del aire y la disposición de las autoridades a tomar medidas concretas para reducir las emisiones y limpiar nuestro aire”, indica el profesor Bert Brunekreef de HEAL.

“Introducir y hacer cumplir plenamente las normas de las Mejores Técnicas Disponibles a través de la Directiva sobre Emisiones Industriales de la UE ofrece un medio claro para proteger nuestra salud y reducir el nivel de contaminantes nocivos y gases en la atmósfera. La aplicación de estas normas también contribuirá a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero responsables del cambio climático”.

Descargar informe: “Lifting Europe’s Dark Cloud: How cutting coal saves lives“.

Imagen portada: Central térmica de Drax, Reino Unido.

 

Ecopost, información útil para una economía sostenible.
2019-03-09T19:31:42+01:00 18 octubre, 2016|