Lo ambiental prevalece sobre lo urbanístico en la ordenación territorial

De acuerdo con el análisis jurídico de Laia Soriano-Montagut, de la consultora ambiental Terraqui, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias constata que la potestad de planificación territorial referida al Suelo No Urbanizable de Costas, inspirada en la sostenibilidad y tutela ambiental y paisajística, reservada a la Comunidad Autónoma, es jerárquicamente superior a la potestad urbanística local relativa a la delimitación de Núcleos Rurales.

A través de la sentencia de 28 de febrero de 2018 de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias, se ha desestimado el recurso interpuesto contra el Acuerdo del Pleno de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio (CUOTA), adoptado el 23 de septiembre de 2016, por el que se aprobó definitivamente el documento del Plan Territorial Especial del Suelo No Urbanizable de Costas (PESC), en relación a la finca del recurrente. Es decir, el Tribunal ha fallado que el PESC es ajustado a Derecho.

En concreto la petición de la actora era la declaración de nulidad de la delimitación del Suelo No Urbanizable (SNU) de Costas respecto a su finca, añadiendo la pretensión de reconocimiento del derecho a su inclusión en SNU de ocupación residencial definido por el Núcleo Rural de San Lorenzo (Gijón), ya que consideraba que la finca se podía entender insertada en la malla de núcleo de población.

Sin embargo, la resolución judicial confirma que la ordenación del territorio sirve a finalidades a largo plazo de tutela de valores y bienes medioambientales y urbanísticos con dimensión global, para una generación o varias y además para toda la ciudadanía, planteamiento o vocación reguladora que postula mantener la línea protectora seguida.

 

2018-06-21T07:58:43+02:00 19 junio, 2018|