Las nuevas reglas europeas de la agricultura ecológica entran en vigor en 2021

Esta semana, el Consejo europeo adoptó las nuevas normas de la UE sobre producción ecológica y etiquetado de productos ecológicos.

La nueva regulación pretende fomentar la sostenibilidad de la producción orgánica en la UE y garantizar una competencia justa para los agricultores y operadores, prevenir el fraude y las prácticas desleales y mejorar la confianza del consumidor en los productos orgánicos.

“Las tierras agrícolas orgánicas se han más que duplicado en la última década y aún están creciendo. Gracias a las reglas que hemos adoptado hoy, el sector orgánico continuará prosperando y los consumidores pueden confiar en que los productos orgánicos que compran son de la más alta calidad”, señaló Rumen Porodzanov, ministro de agricultura, de Bulgaria y presidente del Consejo, constituido por los ministros de los Estados miembros.

En términos generales, la decisión del Consejo de adoptar el Reglamento elimina el obstáculo para la modernización del sector y la armonización de las normas que regulan la producción ecológica tanto en la Unión Europea como en los países no pertenecientes a la UE.

Al respecto, Phil Hogan, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, indicó que “la aprobación por parte del Consejo permite a los productores orgánicos existentes y potenciales planificar con confianza y certeza sobre la base de nuevas reglas que entrar en vigor el 1 de enero de 2021”.

Agregó Hogan que “el sector orgánico ha ido aumentando constantemente en importancia, en un 125% en los últimos diez años, pero ese crecimiento se vio comprometido por reglas que ya no eran aptas para el propósito. Los productores, operadores y socios comerciales ahora tienen dos años y medio para adaptarse al nuevo marco legislativo que también está diseñado para proteger los intereses del consumidor europeo”.

Muchas de las normas actuales datan de hace más de veinte años y deben actualizarse para reflejar los profundos cambios que han tenido lugar en el sector ecológico de la UE en las dos últimas décadas. La agricultura ecológica ha dejado de ser un nicho del sector agroalimentario de la UE, tal como era cuando se promulgaron por primera vez las normas vigentes en la actualidad.

De hecho, actualmente es uno de los sectores más dinámicos de la agricultura de la UE, y la superficie que ocupa la agricultura ecológica aumenta cada año en aproximadamente 400.000 hectáreas. El mercado de los productos ecológicos de la UE representa unos 27.000 millones de euros.

Agricultura organica en la UE

¿Qué es lo que va a cambiar?

Mientras los productores ecológicos de la UE deberían gozar de unas condiciones equitativas, el logotipo ecológico de la UE va a ofrecer a los consumidores las mismas garantías de calidad en toda Europa. Esta garantía es extremadamente importante, a la vista del precio más alto que paga la mayor parte de los consumidores por los alimentos ecológicos.

Excepciones por un tiempo determinado

Cabe indicar que las antiguas normas autorizaban un sistema de excepciones a la carta, en ocasiones a nivel de un único productor. Con las nuevas normas seguirá siendo posible conceder excepciones debidamente justificadas como, por ejemplo, sustituir con carácter temporal un ingrediente ecológico por otro no ecológico en caso de existencias limitadas, pero ahora solo durante un período determinado. Además, esas excepciones estarán sujetas a una evaluación periódica y serán aplicables, si resulta necesario, a todos los productores para garantizar un trato equitativo. Se aplicarán las mismas normas a todos los productores y productos ecológicos.

Reglas para terceros países

Este conjunto único de normas va a aplicarse también a los agricultores de fuera de la UE que exportan sus productos ecológicos al mercado de la Unión. Sustituirá a las más de sesenta normas distintas consideradas equivalentes que se aplican en la actualidad a la importación de ese tipo de alimentos.

Hoy por hoy, nos encontramos en una situación en la que pueden aplicarse normas diferentes a los productores de un mismo país si este no tiene ningún acuerdo de equivalencia con la UE porque los organismos de certificación fijan sus propias normas.

El principio de conformidad con el conjunto único de normas de la UE sustituirá al principio de equivalencia. Las nuevas normas aportan grandes mejoras en relación con el comercio, la más importante de las cuales es que se crearán unas condiciones de competencia equitativas para los operadores de la UE y de terceros países.

Nuevos productos

Se ha ampliado el ámbito de aplicación de las normas para abarcar una gama de nuevos productos como la sal, el corcho y los aceites esenciales. También será posible en el futuro añadir nuevos productos para responder a la evolución del sector y a la demanda de los consumidores, lo cual proporcionará nuevas oportunidades a los productores.

Certificación en grupo y semillas

El nuevo Reglamento debe suponer una simplificación para los agricultores. Por ejemplo, los pequeños agricultores van a poder optar por la certificación de grupo, lo que reducirá sus costes de certificación y les facilitará la incorporación al régimen de producción ecológica.

También se van a crear nuevas oportunidades gracias a la apertura de un nuevo mercado para las semillas ecológicas y otros materiales de reproducción vegetal con un alto grado de biodiversidad genética. De este modo aumentarán la biodiversidad y la sostenibilidad de los cultivos y se impulsará la innovación. Se reforzará la resistencia a plagas y enfermedades y se hará especial hincapié en mejorar la adaptación a las condiciones locales.

 

También puede interesar

2018-05-24T17:54:43+02:00 23 mayo, 2018|