El Congreso de los Diputados ha aprobado en el pleno de esta semana una Proposición no de Ley relativa a la adopción de medidas urgentes contra el cambio climático, presentada por el Grupo Popular, con una enmienda pactada con los grupos Socialista, Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea, Ciudadanos y Grupo Mixto (Compromís).

Así, el texto de esta iniciativa (aprobada con 318 votos a favor, 0 en contra y 22 abstenciones) queda de la siguiente forma:

“El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a elaborar un Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que permita alcanzar los compromisos de España en materia de cambio climático y de energía y a la vez promueva la competitividad del país, por lo que se deberán perseguir las siguientes finalidades:

  1. Integrar y armonizar la legislación, considerando las estrategias y protocolos existentes, con pleno respeto a la Comunidades Autónomas y entidades locales en su ámbito competencial.
  2. – Cumplir con los compromisos internacionales y europeos adquiridos por España en relación con el cambio climático, la economía baja en carbono, la eficiencia energética y participación de las energías renovables. Para ello, se promoverán las actuaciones con mayor capacidad para alcanzar los compromisos al menor coste posible, de manera que la política energética y de cambio climático favorezca la actividad económica, la competitividad y el empleo y asegure la sostenibilidad financiera de los sistemas energéticos.
  3. – Promover e implementar políticas nacionales tendentes a reducir emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs), en todos los sectores de la economía y las herramientas para cumplirlos y coordinar las políticas y las obligaciones, acordadas mutuamente entre las administraciones competentes, y que sean coherentes con los siguientes objetivos de la Unión Europea: reducir el 20% de sus emisiones para el 2020 y el 40% para el 2030, incorporando objetivos ambiciosos y realistas con respecto a los niveles de 1990.
  4. – Establecer un marco de ecoeficiencia en la gestión energética.
  5. – Mejorar la retención natural de carbono con el desarrollo de técnicas de captura y almacenamiento de carbono en sumideros de carbono que disminuyan la concentración de C02 en la atmósfera (uso de la tierra, reforestación, gestión de tierras agrícolas y gestión forestal y conservación de los mares).
  6. – Promover una política de movilidad y transporte sostenible.
  7. – Promover actuaciones de eficiencia energética en el sector residencial.
  8. – Promover un plan de agricultura y cambio climático.
  9. – Promover una gestión de residuos apropiada avanzada en línea con los objetivos de economía circular.
  10. – Impulsar la adaptación eficiente al cambio climático, promoviendo la explotación y el escalamiento hacia estilos de vida más sostenibles y menos dependientes del carbono.
  11. Concienciar del cambio climático en todas las actuaciones de los poderes públicos, sector privado y sociedad civil con el fin de avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo sostenible.
  12. – Garantizar un sistema de gestión de la información libre y establecer mecanismos de participación.
  13. – Elaborar un Plan Nacional de Energía y Clima que describa los objetivos nacionales y las medidas para cumplirlos, así como un sistema de seguimiento de dicho plan. El plan se articulará sobre cinco dimensiones: seguridad energética, mercado interior de la energía, eficiencia energética, reducción de emisiones de carbono y por último investigación, innovación y competitividad. El plan prestará especial atención a logro de los objetivos en materia de reducción de gases de efecto invernadero, energías renovables, eficiencia energética (tanto general como en edificios) e interconexiones, con un sistema de indicadores mediante los que se pueda realizar una evaluación y seguimiento del plan.
  14. Financiación adecuada para llevar a cabo las políticas de cambio climático.”

 

Ecopost, información útil para una economía sostenible.