La transición energética creará más empleo que el carbón

Unos 460.000 de puestos de trabajo para 2050 pueden provenir de las energías renovables en las regiones del carbón de la UE donde climáticamente es imprescindible cambiar las fuentes.

Las regiones españolas estudiadas por el JRC presentan un gran potencial en energía eólica, fotovoltaica y geotérmica. Destaca sobre todo Castilla y León.

Un nuevo informe del Centro de Ciencias de la UE (JRC) muestra que en más de la mitad de las llamadas regiones del carbón, el cambio a la energía limpia puede crear más oportunidades laborales de las que existen actualmente en el sector de este combustible fósil y principal emisor de gases de efecto invernadero.

El estudio del JRC estima que el despliegue de tecnologías de energías renovables en las regiones donde es necesario hacer la transición puede crear unos 315.000 empleos para 2030 y hasta 460.000 para 2050.

Como se sabe, la producción y el uso del carbón han disminuido durante décadas en la UE, debido a la ambición de la zona comunitaria de transformar su sistema energético y alcanzar la neutralidad en carbono para 2050. Por lo tanto, el ritmo de la transformación solo puede acelerarse. Esto representa un desafío único para las regiones mineras tradicionales, donde trabajan alrededor de 200.000 personas en el sector del carbón.

Dentro del grupo de nuevas tecnologías, destaca el potencial técnico máximo en estas regiones para la energía eólica que alcanza a los 821 GW, cifra que podría proporcionar casi cinco veces la capacidad instalada de 2017 de la tecnología en la UE (~ 169 GW).

Asimismo, dan cuentan que las inversiones en energía limpia en los territorios del carbón pueden beneficiarse de la disponibilidad de infraestructuras, tierras, habilidades y patrimonio industrial ya existentes.

La transición ya está sucediendo

La eliminación gradual del carbón es una realidad continua en Europa y muchas regiones ya han comenzado su transición energética.

En Visonta, Hungría, por ejemplo, se han instalado 72.500 paneles fotovoltaicos (PV) en sitios de minas de carbón, así como en Klettwitz, Alemania, donde se ubican cinco parques eólicos en sitios mineros.

Por su parte, Polonia y la República Checa han modificado sus programas de desarrollo regional cofinanciados por la política de cohesión de la UE para aumentar el apoyo financiero a las regiones del carbón.

Además, las regiones del carbón se reúnen y discuten proyectos y buenas prácticas utilizando la Plataforma sobre las regiones del carbón en transición lanzada por la Comisión Europea en diciembre de 2017.

Potencial de las regiones

Los científicos del JRC han agrupado las 42 regiones del carbón de la UE en tres grupos comparando el empleo en el sector del carbón con el potencial de las tecnologías de energía limpia a nivel regional.

De este grupo, veintiocho regiones muestran un alto potencial para el despliegue de tecnologías adicionales de energía renovable; siete tienen un potencial medio, mientras que en las siete restantes el potencial puede no ser suficiente para compensar el empleo en las actividades actuales.

Para los sistemas solares fotovoltaicos en suelo, el potencial técnico en las regiones del carbón varía de 0,85 GW para el suroeste de Escocia hasta casi los 80 GW para Castilla y León. Las 5 principales regiones con alto potencial se encuentran en España, Polonia y Rumania: Castilla y León, Castilla-La Mancha, Wielkopolskie, Sud-Vest Oltenia y Vest.

En cuanto a los sistemas solares fotovoltaicos en tejados, el potencial técnico varía de 0,37 GW para Dytiki Makedonia hasta los 4,81 GW para Düsseldorf. Las 5 principales regiones con alto potencial son Alemania y España: Düsseldorf, Brandeburgo, Colonia, Sachsen-Anhalt y Castilla y León.

Con respecto al potencial técnico eólico el estudio da cuenta de una variabilidad significativa en las regiones de carbón investigadas en transición. Como se puede observar en el siguiente mapa el máximo potencial de 228,2 GW se encuentra en Castilla y León.

Asimismo, cuando se trata del potencial específico para la energía geotérmica, encontramos que este varía de 0,01 MW para South Yorkshire a 0.50 GW para Castilla y León. Las 5 principales regiones con alto potencial se encuentran en España, Rumania y Alemania: Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, Vest y Brandeburgo. Específicamente, los valores estimados indican un potencial que hasta ahora no se ha aprovechado en estos países.

“Las regiones del carbón de la UE deberían desempeñar un papel activo en la transición energética europea. En su mayoría muestran un notable potencial de energía limpia que, en muchos casos, puede trasladarlas de un modelo único a uno multisectorial”, dice Zoi Kapetaki, líder autor del informe.

Se necesita un esfuerzo real

Sin embargo, el informe advierte que se necesitará un esfuerzo real en las cadenas de valor de energía limpia para aumentar las posibilidades de que este potencial se materialice directamente en las regiones afectadas.

Además, para maximizar el impacto de las oportunidades que se avecinan, es necesario tener una estrecha cooperación a todos los niveles (UE, nacional, regional y local) e involucrar a todos los interesados ​​relacionados (empresas, reguladores, inversores, planificadores del uso de la tierra y comunidades locales).

Principales impulsores del cambio

La Unión Europea se ha comprometido a convertirse en el primer bloque climáticamente neutral del mundo para 2050. Esto requiere una inversión significativa tanto de la UE como del sector público nacional, así como del sector privado.

Por ello, el 14 de enero de 2020 se presentó el Plan de inversión del European Green Deal. Movilizará la inversión pública y ayudará a desbloquear fondos privados a través de instrumentos financieros de la UE, en particular InvestEU, lo que generaría al menos 1 billón de euros de inversiones, entre otros aspectos.

Descarga del Informe de Tecnologías Limpias en las Regiones del Carbón.

 

 

2020-02-21T11:12:49+01:00 10 febrero, 2020|