La Comisión aprueba la ayuda para elaborar planes territoriales de Transición Justa

España y 17 estados miembros más de la UE han visto aprobada la financiación de una etapa de la transición a una economía climáticamente neutra que determinará qué territorios serán más afectados.

Todas las solicitudes de ayuda realizadas por dieciocho Estados miembros de la Unión Europea, entre ellos España, para la preparación de sus planes territoriales de transición justa, han sido aceptadas por el Ejecutivo europeo esta semana. Cada país ha tenido que elaborar dichos planes para tener acceso a la financiación del Mecanismo para una Transición Justa (MTJ).

Este Mecanismo forma parte del Plan de Inversiones del Pacto Verde Europeo y movilizará al menos 100.000 millones de euros para dar un apoyo adicional y específico a las regiones más afectadas por la transición hacia una economía climáticamente neutra y que tienen menos capacidad para hacer frente a sus desafíos.

La aprobación ha tenido lugar después de una convocatoria específica, puesta en marcha por la Comisión a finales de febrero de 2020 en el marco del programa de apoyo a las reformas estructurales.

Programa de reformas estructurales

En el marco del programa de apoyo a las reformas estructurales, la Comisión proporcionará asesoramiento específico, por ejemplo, para ayudar a las autoridades nacionales y regionales a evaluar el impacto social, económico y medioambiental de la transición y esbozar el proceso de transición hasta 2030.

Asimismo, apoyará un diálogo entre las partes interesadas, como la ciudadanía, las empresas y la sociedad civil, para alcanzar una visión común sobre cómo actuar en relación con la transición y también a determinar medidas para conseguir una transición justa.

A determinar los territorios que serán más afectados por la transición

En los próximos meses y hasta finales de 2020, la CE prestará apoyo específico para ayudar a los Estados miembros en la preparación de los planes territoriales de transición justa. Los países de la UE seguirán siendo los principales responsables a la hora de redactar y finalizar los planes territoriales de transición justa, en estrecha consulta con las partes interesadas nacionales, regionales y locales pertinentes, lo que garantizará su adhesión a la transición. A continuación, los planes se presentarán a la Comisión para su aprobación.

Cabe recordar que en diciembre de 2019, la Comisión presentó el Pacto Verde Europeo, con la idea de que Europa se convierta en el primer bloque climáticamente neutro de aquí a 2050.

El 14 de enero de 2020, la Comisión anunció el Plan de Inversiones del Pacto Verde Europeo para contribuir a la financiación de la transición. Pero no todos los Estados miembros empiezan desde el mismo punto en su transición: algunos se verán más afectados que otros.

El MTJ es un instrumento para que la transición a una economía climáticamente neutra se produzca de manera justa sin dejar a nadie atrás. Se prestará especial atención a las regiones que se vean fuertemente afectadas por la transición, pero que tengan menos capacidad para hacer frente a sus desafíos.

Para acceder a la financiación, los Estados miembros deben elaborar, en diálogo con la Comisión, planes territoriales de transición justa. En estos planes, los Estados miembros determinarán los territorios que podrían resultar más afectados por la transición hacia una economía climáticamente neutra, establecerán los retos de desarrollo y esbozarán sus vías de transición hasta 2030, en consulta con las partes interesadas nacionales, regionales y locales pertinentes.

¿Cómo se financiará el Plan de Inversión del Acuerdo Verde Europeo?

Financiación

La aprobación de estos planes por parte de la Comisión desbloqueará el apoyo de los Estados miembros mediante los tres pilares del Mecanismo para una Transición Justa y que son el Fondo de Transición Justa, que proporcionará subvenciones que movilizarán entre 30.000 millones y 50.000 millones de euros para la transformación social y económica en las regiones beneficiarias de las medidas; un régimen específico en el marco de InvestEU, que atraerá hasta €45.000 millones en inversión privada, y un mecanismo de préstamo al sector público, que movilizará entre €25.000 millones y €30.000 millones en inversiones del sector público.

La Comisión puso en marcha a finales de febrero una convocatoria específica para prestar ayuda en la preparación de los planes territoriales de transición justa. Dieciocho Estados miembros (BE, BG, CY, CZ, EL, ES, FI, HR, HU, IE, IT, LT, LV, PL, PT, RO, SE y SK) solicitaron dicha ayuda y consiguieron el visto bueno de Bruselas.

 

2020-05-12T17:15:11+02:00 8 mayo, 2020|