La capacidad renovable aumentará en 1.200 GW para 2024

El último análisis de mercado de la Agencia Internacional de Energía (AIE) sobre energía renovable para 2019 sostiene que después de que el crecimiento de la capacidad de las fuentes limpias se detuviera en 2018, las adiciones aumentarán este año, principalmente debido a la solar fotovoltaica y, en menor medida, a la eólica terrestre.

La instalación de sistemas solares fotovoltaicos en hogares, edificios comerciales e instalaciones industriales se acelerará en los próximos cinco años, transformando la forma en que se genera y consume electricidad, según indica el pronóstico de la AIE. Estas aplicaciones, conocidas colectivamente como PV distribuido, son el foco del informe de mercado de Renovables 2019 difundido por State of Green.

Un 50% más en cinco años

El informe prevé que la capacidad de energía renovable del mundo crecerá en un 50% entre 2019 y 2024. Este aumento de 1.200 gigavatios, que es equivalente a la capacidad de energía total actual de Estados Unidos, es impulsado por reducciones de costos en conjunto con los esfuerzos de política gubernamental.

De este total, la fotovoltaica representa el 60% del aumento, mientras que la eólica copa el 25% de la capacidad añadida esperada. Además, la participación de las energías renovables en la generación mundial de energía aumentará desde el 26% actual al 30% en 2024.

Imagen de Lydia Jacobs.

Los costos caerán hasta un 35% en cinco años

Se estima que los costos de generación de energía solar fotovoltaica disminuirán entre un 15% y un 35% más, tanto para aplicaciones distribuidas como a gran escala para 2024. Los recientes resultados de la subasta competitiva indican que el costo nivelado de generación para las plantas de energía solar fotovoltaica a gran escala será comparable con la de las nuevas plantas de combustibles fósiles antes de lo esperado en un número creciente de países.

En tanto, la competencia y las reducciones de costos también están impulsando la expansión de la capacidad eólica tanto en tierra como en alta mar.

Los mercados maduros y emergentes

Los mercados maduros de la Unión Europea y EEUU son responsables de la mitad de la revisión al alza en el pronóstico. Una perspectiva más optimista para la UE resulta de mayores volúmenes de subasta de energías renovables planificadas y un crecimiento más rápido de la energía fotovoltaica distribuida en los estados miembros para cumplir con los objetivos de energía renovable.

En Estados Unidos, los desarrolladores de energía eólica y solar fotovoltaica se apresuran a completar proyectos antes de que finalicen los incentivos fiscales federales, mientras que los acuerdos corporativos de compra de energía (PPA) y las políticas a nivel estatal contribuyen al crecimiento.

Por su parte, en los mercados en crecimiento de China e India, también se prevé un crecimiento en la capacidad adicional, donde la energía solar fotovoltaica será responsable de la mayor parte del crecimiento en la India, mientras que tanto la eólica como la solar impulsarán los aumentos en China. África subsahariana es la única región con un pronóstico negativo.

La expansión prevista aún es inferior a la necesidad climática

El crecimiento esperado se produce después de que las adiciones de capacidad renovable se estancaron el año pasado por primera vez en casi dos décadas. Si bien es positiva, la expansión renovada en su impulso sigue siendo significativamente inferior a la necesaria para cumplir con los objetivos mundiales de energía sostenible.

El informe describe tres desafíos principales que deben superarse para acelerar el despliegue de las energías renovables: incertidumbre política y regulatoria, los riesgos de inversión y la integración de sistemas de energía eólica y solar fotovoltaica. La superación exitosa de estos desafíos daría como resultado un escenario en el que la capacidad renovable total aumenta más del 60% a 4.000 GW en 2024, momento en el cual sería el doble del tamaño de la capacidad mundial de carbón actual. Este crecimiento permitiría un despliegue anual de 280 GW, que es un 50% más alto que lo actualmente previsto y en línea con los objetivos de energía sostenible a largo plazo.

El potencial de la energía eólica marina

El informe estima que la energía eólica marina agregará 43 GW adicionales para alcanzar 65 GW en total para 2024, impulsado principalmente por China. Actualmente, la energía eólica marina representa una pequeña fracción de la generación de energía mundial, pero su crecimiento potencial en las próximas dos décadas es enorme, según el Offshore Wind Outlook 2019.

El aumento de la tecnología eólica marina llega en un momento en que la necesidad mundial de fuentes bajas en carbono es mayor que nunca. Para obtener la mejor imagen posible del potencial global de la energía eólica marina, la AIE inició un análisis geoespacial de última generación sobre la velocidad y la calidad del viento a lo largo de cientos de miles de kilómetros de costa en todo el mundo. El informe resultante proporciona el análisis más completo hasta la fecha de las perspectivas globales para la energía eólica marina, sus contribuciones a los sistemas eléctricos y su papel en las transiciones de energía limpia.

Conclusiones clave

  • La fotovoltaica y la eólica representarán el 70%de la expansión de la capacidad energética mundial en los próximos cinco años, lo que requerirá políticas orientadas a su integración rentable y segura en los sistemas energéticos.
  • La energía solar fotovoltaica distribuida es responsable de casi la mitad del crecimiento total de la fotovoltaica, expandiéndose tanto como la energía eólica terrestre hasta 2024.
  • Las aplicaciones comerciales e industriales impulsan la expansión fotovoltaica distribuida a nivel mundial, ya que su oferta y demanda de electricidad se ajustan mejor que la residencial, lo que permite mayores ahorros en las facturas minoristas.
  • El crecimiento distribuido de la energía fotovoltaica requiere políticas que encuentren el mejor compromiso para atraer inversiones, asegurar suficientes ingresos para las redes y garantizar una distribución justa de los costos de la red para todos los consumidores.
  • Los gobiernos pueden poner en marcha las energías renovables con los objetivos de clima, calidad del aire y acceso a la energía a través de políticas estables que aborden la integración del sistema y el riesgo de inversión y se centren más en el transporte y el calor.

 

2019-10-30T18:14:24+01:00 24 octubre, 2019|