Los supermercados son uno de los lugares donde todos vamos a adquirir comida básica, explica la diseñadora Yeyeon Park. En este sitio la comida ya está empacada o se dispone de embalaje gratuito. Al comprar nuestros alimentos producimos la mayor parte de nuestros desechos. De las 65,2 millones toneladas de residuos de envases en la Unión Europea en 2014 el 30% de residuos fueron embalaje de alimentos. Sin embargo, sólo el 22,5% del plástico puede ser reciclado.

Esto significa que el packaging de los alimentos es un problema grave para el medio ambiente, por el gran desequilibrio que hay entre el ciclo de vida del envoltorio y al acto de alimentarse. Una bolsa de plástico no es nada, pero en gran cantidad tiene un gran impacto: si se ahorrara una pequeña parte de las bolsas de plástico, también se va a ahorrar en recursos. Un buen diseño puede a evitar depositar en vertederos volúmenes de plástico que no se puede reciclar o terminen en nuestros océanos y en la cadena alimenticia.

Yeyeon Park realizó estos buenos ejemplos de packaging que reducen el impacto en el medio ambiente como trabajo para diplomarse en la escuela suiza ECAL (Ecole cantonale d’art de Lausanne).

SUPERMARKET / ECAL Diploma Project 2017 from Yeyeon Park on Vimeo.