Ingresos por fijar el precio de carbono alcanzaron los US$ 45 mil millones en 2018

Más de la mitad de los países de la Conferencia de Cambio Climático (96 de 195) han indicado que están planificando o considerando el uso de la fijación del precio del carbono para cumplir sus metas climáticas nacionales (o contribuciones determinadas a nivel nacional).

Según el Banco Mundial, actualmente, se están implementando o están pendientes de aplicación 57 iniciativas de fijación del precio del carbono que abarcan el 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para que el diseño y la implementación de estas iniciativas tengan éxito, es crucial evaluar la mejor forma de utilizar los ingresos y que alcanzaron alrededor de US$ 45.000 millones en 2018. Algunas ideas son: ayudar a lograr una transición justa, reducir el impuesto a la renta laboral e impulsar el gasto en prioridades públicas de máxima importancia.

El conjunto de herramientas para una acción climática transformadora debe incluir políticas de fijación del precio del carbono bien diseñadas que impulsen el desarrollo con bajas emisiones de carbono, reflejen el principio de que “el que contamina, paga” y garanticen que los costos y beneficios se distribuyan equitativamente sin penalizar a los grupos vulnerables.

 

2020-01-12T10:57:48+01:00 3 enero, 2020|