Histórico: la electricidad renovable supera al carbón en Europa

Por primera vez, en la Unión Europea, el año pasado se generó más electricidad con la energía eólica, solar y biomasa que con carbón. Sin embargo, el crecimiento de estas energías renovables varió mucho de un país a otro y las emisiones de gases de efecto invernadero aumentaron ligeramente.

En 2017, la energía eólica, solar y de biomasa generaron por primera vez más electricidad que todos los tipos de carbón combinados en la UE. Así lo muestra el análisis de dos think tanks: Sandbag de Gran Bretaña y Agora Energiewende de Alemania.

Renovables vs carbon en la UE, 2017

Destacan los expertos en transición energética que la electricidad producida con las nuevas fuentes renovables creció un 12% el año pasado, con lo cual la participación de la energía eólica, solar y de biomasa se ha más que duplicado desde 2010. Sin embargo, debido a que la producción de energía hidroeléctrica cayó bruscamente el año pasado, la electricidad renovable solo logró una participación ligeramente mayor frente al 2016, al pasar del 29,8% al 30% de la producción de electricidad.

Con todo, en 2017 se produjeron 679 TWh con nuevas renovables frente a los 669 TWh del carbón.

Crecimiento desigual

El análisis también señala que la proporción de energías renovables en los diversos países de la UE está creciendo de manera muy desigual. En los últimos tres años, por ejemplo, Reino Unido y Alemania han contribuido a más de la mitad del aumento de las energías renovables, donde la eólica, en particular, está jugando un papel importante.

La electricidad que se generó a partir de la energía eólica, solar y biomasa llegó al 30% en Alemania y al 28% en Reino Unido en 2017. Aunque el crecimiento porcentual más fuerte se registró en Dinamarca, el 74% de la electricidad producida allí provino de la energía eólica, solar y la biomasa, un alza de siete puntos porcentuales.

Este fuerte aumento en algunos países contrasta con una subida muy ligera en muchos otros países de la UE. Se puede observar un avance anémico a lo largo de la década en Eslovenia, Bulgaria, Francia, Eslovaquia, la República Checa y Hungría.

El abandono del crecimiento robusto en renovables de cinco países

En tanto, otros países tuvieron un buen crecimiento al comienzo de la década, pero luego abandonaron las energías renovables, sin casi crecimiento en los últimos tres años, como España, Italia, Portugal, Bélgica y Grecia.

Las excepciones son Croacia y Rumania, donde la participación de la energía eólica, solar y de biomasa ha estado creciendo, desde 2011, a 18% (Croacia) y 16% (Rumania), respectivamente.

Cabe señalar que seis países todavía tenían menos del 10% de su producción de electricidad a partir de energía eólica, solar y biomasa en 2017. Estos son Eslovenia (4%), Bulgaria (7%), Francia (8%), Eslovaquia (8%), República Checa (8%) y Hungría (10%).

En cuanto a la energía de origen fósil, el desarrollo es mixto. La generación de energía de carbón pesado disminuyó en un 7% debido a la mayor generación eólica. Con la eliminación de este combustible sólido anunciada en Holanda, Italia y Portugal, la generación de carbón continuará cayendo. No obstante, la generación con lignito aumentó ligeramente, y los retiros son escasos; lo que significa que la ruta alejada de este tipo de carbón no está asegurada del todo.

Las emisiones no bajan

A pesar del aumento en la energía eólica y solar, el CO2 las emisiones del sector eléctrico europeo no disminuyeron en 2017, manteniéndose estables en 1.019 millones de toneladas. Una combinación de tres factores ha llevado a esto. En primer lugar, la producción de electricidad a partir de energía hidroeléctrica ha caído a un nivel bajo en Europa, principalmente debido a la escasez de precipitaciones y nevadas. En segundo lugar, las centrales nucleares en Francia y Alemania entregaron menos electricidad que en años anteriores. Y en tercer lugar, el consumo de electricidad en la Unión Europea ha crecido por tercer año consecutivo: aumentó un 0,7% en 2017.

Dado que las emisiones de CO2 incluso han aumentado más allá del sector eléctrico, los autores del informe pronostican que las emisiones dentro del sistema de comercio de la UE (ETS) aumentarán por primera vez desde 2010, pasando de 1.750 millones de toneladas en 2016 a 1.756 millones de toneladas. Por otra parte, el consumo de petróleo y gas fuera del EU ETS también aumentó,

“El progreso en energías renovables ha dependido cada vez más de la historia exitosa de la energía eólica en Reino Unido y Alemania, que ha sido inspirador. Demuestran que si todos los países de Europa participan en la transición energética, el 35% de energía renovable para 2030 es completamente factible. El despliegue solar, sin embargo, es sorprendentemente bajo y debe aumentar en línea con la caída masiva de los costes”, dice Matthias Buck, director de Política Energética Europea de Agora Energiewende.

El carbón es el 38% del EUETS

“Con el aumento del consumo de electricidad por tercer año, los países deben volver a evaluar sus esfuerzos en materia de eficiencia energética”, agrega el analista de Sandbag, Dave Jones. “Pero para hacer una mayor diferencia con respecto a las emisiones, los países deben retirar sus plantas de carbón. Pronosticamos que las 258 plantas de carbón operativas de Europa emitieron el año pasado el 38% de todas las emisiones bajo el Sistema de Comercio de Emisiones, o el 15% del total de gases de efecto invernadero de la UE”, indica Jones.

“En 2017, Holanda, Italia y Portugal agregaron sus nombres a la lista de países que eliminan el carbón. Esto es genial. Pero necesitamos una eliminación de carbón rápida y completa en Europa: la idea de cargar coches eléctricos, en la década de 2030, con carbón simplemente no computa “, explica el analista de Sandbag.

Para alcanzar el objetivo de energía renovable de la UE para 2030, la UE deberá aumentar sus esfuerzos en el despliegue de estas energías en los próximos años en comparación con las tendencias recientes. “Especialmente en Europa Central y Sudoriental, pero también en España y Grecia, es más posible porque las condiciones climáticas favorecen las energías renovables”, dice Buck.

Agora Energiewende ha propuesto un programa de garantías para reducir significativamente el costo de financiamiento para proyectos de energía renovable en estos países.

Estudio: The European Power Sector in 2017.

2018-02-11T19:47:26+01:00 2 febrero, 2018|