Europarlamento reclama reducir las emisiones un 55% en 2030

En vísperas de la cumbre climática de la ONU que se celebrará en Katowice (Polonia) en diciembre de este año, los eurodiputados han pedido a los gobiernos de la UE y a la Comisión Europea que aumenten sus ambiciones atendiendo a las conclusiones del último informe del IPCC sobre cómo limitar el cambio climático a 1,5ºC.

No obstante, al mismo tiempo han rechazado las propuestas para retirar el apoyo a la tecnología de captura y almacenamiento de carbono (CCS) y los biocombustibles.

En una resolución sobre la próxima cumbre sobre el clima de la COP24 en Katowice, los europarlamentario han pedido a la UE que aumente su objetivo de reducción de emisiones hasta dejarlas para el año 2030 un 55% por debajo de los niveles de 1990, frente al objetivo actual del 40%.

COP24 Katowice

En el texto adoptado el Parlamento señala que el objetivo actual de 2030 del 40% no es una “contribución suficiente” para cumplir los objetivos del Acuerdo de París e instaron a la Comisión Europea a establecer objetivos de reducción de emisiones que conduciría a la UE a las emisiones netas cero para 2050.

Apoyo tácito a la captura y almacenamiento de carbono

Los eurodiputados eliminaron un párrafo controvertido que establecía que la captura y el almacenamiento de carbono (CCS) no se puede contar como “parte de ninguna solución de mitigación” sobre la base de que las tecnologías que requiere “no están probadas”. Unos 232 eurodiputados se opusieron a la cláusula, con 170 a favor.

La medida representa una victoria para los grupos de la industria, que se habían mostrado contrarios a lo expresado en este párrafo sobre la captura de carbono.

Los eurodiputados también rechazaron un párrafo que insta a la UE que modifique su política de biocombustibles para reflejar sus “amenazas a la seguridad alimentaria y los derechos y medios de vida de las personas pobres en los países en desarrollo”.

En un nuevo impulso para la industria pesada de Europa, el parlamento adoptó una enmienda que insiste en que las empresas con uso intensivo de carbono deberían seguir recibiendo subsidios gratuitos en el esquema de comercio de emisiones de la UE como medida para “proteger a las industrias en riesgo de fuga de carbono”.

Cabe recordar que los jefes de Estado y de gobierno de la UE declararon en el Consejo Europeo de la semana pasada que todas las partes en la COP24 deben comprometerse a revisar el alcance de sus objetivos climáticos, pero no acordaron elevar el objetivo de la UE para 2030 antes de las conversaciones sobre el clima de la ONU.

Los compromisos actuales nos llevan a un calentamiento de al menos 3ºC

Florent Marcellesi, eurodiputado, indicó que “a pocas semanas de la apertura de la COP24 en Katowice, el Parlamento Europeo envía un mensaje contundente a todos los líderes europeos: mientras que los compromisos contraídos hasta ahora para reducir los gases de efecto invernadero nos llevan a un calentamiento dramático de al menos 3°C, la UE debe elevar sus compromisos de reducción a al menos un 55% para 2030″.

Agregó que el Parlamento Europeo “ha demostrado estar a la altura del gran reto climático, les toca ahora a los gobiernos de la UE demostrar que ellos también lo están. Solo así podremos cumplir con nuestros compromisos climáticos adquiridos en la cumbre de París y aprovechar los enormes beneficios económicos, sociales y ecológicos que ello implicaría”.

Por tanto, concluyó Marcellesi “el Gobierno de España debe evitar que le ocurra lo mismo que hace dos semanas, cuando tuvo en sus manos decantar la balanza europea hacia objetivos más ambiciosos de reducción de emisiones de los coches pero dejó pasar la oportunidad. El gobierno español debe asumir que para que España pueda ser realmente decisiva en la política climática europea, su nivel de ambición tiene que ser mucho mayor“.

 

2018-11-05T13:10:53+00:00 30 octubre, 2018|