Una estrategia europea de plásticos, primer esbozo

Dentro del contexto de su política sobre economía circular, la Comisión Europea ha dado a conocer un boceto sobre la primera Estrategia europea sobre los Plásticos.

En función de los nuevos planes de Bruselas todos los envases de plástico del mercado de la UE serán reciclables para 2030, se reducirá el consumo de plásticos de un solo uso y se restringirá el uso intencional de microplásticos.

En resumen, las ideas-fuerza expuestas por el ejecutivo europeo han sido hacer rentable el reciclaje, frenar los residuos y acabar con las basuras marinas.

Cabe destacar que cada año en Europa se generan 25 millones de toneladas de residuos de plástico, pero menos del 30% se recoge para ser reciclado. En todo el mundo, el plástico representa el 85% de los residuos en las playas. Es más, los plásticos llegan a nuestros pulmones y nuestras mesas, en forma de microplásticos en el aire, el agua y los alimentos, con efectos desconocidos para nuestra salud.

Transformar el diseño, producción, uso y reciclaje en la UE

A menudo, la forma en que se producen, utilizan y desechan los plásticos impide obtener los beneficios económicos de un planteamiento más circular, y resulta nocivo para el medio ambiente. El objetivo de la UE es sentar las bases de una nueva economía del plástico, en la que el diseño y la producción respeten plenamente las necesidades de reutilización, reparación y reciclaje y se elaboren materiales más sostenibles, dice la Comisión.

Frans Timmermans

Frans Timmermans.

En 2050 habrá más plásticos que peces en el mar

En su presentación el vicepresidente europeo, Frans Timmermans, ha señalado que “si no cambiamos el modo en que producimos y utilizamos los plásticos, en 2050 habrá más plástico que peces en el mar. Tenemos que impedir que los plásticos sigan llegando al agua y los alimentos, e incluso a nuestro organismo. La única solución a largo plazo pasa por reducir los residuos plásticos incrementando su reciclaje y reutilización. Se trata de un reto al que los ciudadanos, la industria y los gobiernos deben hacer frente conjuntamente. Debemos invertir en tecnologías nuevas e innovadoras que velen por la seguridad de los ciudadanos y del medio ambiente al tiempo que mantienen la competitividad de la industria”.

Incrementar la demanda de plásticos reciclados

Con todo, mediante la nueva estrategia, la Comisión quiere que el reciclaje sea rentable para las empresas. Para ello se elaborarán nuevas medidas sobre el envasado para mejorar la reciclabilidad de los plásticos utilizados en el mercado e incrementar la demanda de contenido de plásticos reciclados.

También destaca la Comisión que legislación europea ya ha dado lugar a una reducción del uso de las bolsas de plástico en distintos Estados miembros. Los nuevos planes se centrarán en otros plásticos de un solo uso y en los equipos de pesca, respaldando campañas nacionales de concienciación y determinando el ámbito de aplicación de las nuevas normativas de la UE que se propondrán en 2018, tras la consulta a las partes interesadas y teniendo en cuenta pruebas contrastadas. La Comisión también tomará medidas para restringir el uso de microplásticos en los productos, e impondrá etiquetas para los plásticos biodegradables y compostables.

Asimismo, las nuevas normas sobre instalaciones portuarias de recogida abordarán la cuestión de la basura marina generada en los mares, mediante medidas que velen por que los desechos generados en los buques o recogidos en el mar no se queden atrás, sino que sean devueltos a tierra para su correcto tratamiento. Además, se incluyen medidas para reducir la carga administrativa de los puertos, buques y autoridades competentes.

Finalmente, Bruselas dice que incrementará el apoyo a la innovación, con una asignación adicional de 100 millones de euros para desarrollar materiales plásticos más inteligentes y fáciles de reciclar, hacer que los procesos de reciclaje sean más eficientes, y controlar y supervisar las sustancias nocivas y los contaminantes de los plásticos reciclados.

Prohibición de China

Sobre la prohibición de China a las importaciones de plástico que entró en vigor a principios de mes, el comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella explicó a Euractiv que “alrededor del 95% del valor de los envases de plástico por valor de hasta €105 mil millones se pierde en la economía europea cada año”.

“La prohibición china nos da la oportunidad de repensar nuestro enfoque. Las medidas de nuestra Estrategia de Plásticos, junto con los ambiciosos nuevos objetivos de reciclaje de la UE en los que el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión alcanzaron un acuerdo político en diciembre, impulsarán la transición necesaria en el sector”, señaló Vella.

Con respecto a la reciente propuesta del comisario de Presupuesto, Günther Oettinger, de establecer un impuesto al plástico para cubrir las brechas financieras de la UE, Vella dijo que “la brecha del Brexit y las nuevas prioridades de la próxima década presentan un verdadero desafío para el presupuesto de la UE. Como parte de las reflexiones sobre los recursos propios para el presupuesto de la UE, la idea de un impuesto sobre los plásticos surgió más recientemente. Los residuos plásticos son un problema en toda la UE. Necesitamos medidas para reducir su generación innecesaria, alentar la reutilización de los envases de plástico e incentivar un cambio hacia los materiales plásticos reciclables por parte de la industria. Un impuesto bien diseñado podría ser uno de varios instrumentos para cumplir con estos objetivos ambientales y proporcionar ingresos presupuestarios. Estamos en las primeras etapas de nuestra amplia reflexión. Pero el baile está en marcha y estoy muy contento de comenzar esta discusión ahora, porque es una conversación que necesitamos absolutamente ya que hay muchos ángulos por explorar”.

Próximos pasos

La nueva Directiva sobre instalaciones portuarias de recogida propuesta se enviará ahora al Parlamento Europeo y al Consejo para su aprobación. Además, la Comisión presentará la propuesta sobre los plásticos de un solo uso a lo largo de 2018.  Los interesados tienen hasta el 12 de febrero para participar en la consulta pública, abierta actualmente.

Asimismo, el ejecutivo iniciará el trabajo de revisión de la Directiva relativa a los envases y residuos de envases y preparará pautas sobre la recogida separada y la clasificación de residuos para su publicación en 2019.

 

2018-03-09T11:15:08+01:00 18 enero, 2018|