Empresas que adoptan la ciencia climática aumentan en un 39%

Más de 130 corporaciones nuevas han asumido compromisos de reducción de emisiones basadas en la ciencia desde el inicio de 2018, llegando a 488 y representando alrededor de una octava parte de la capitalización total del mercado mundial.

Casi tres años después del histórico Acuerdo de París el tiempo se acaba para que las emisiones de gases de efecto invernadero lleguen a su punto máximo. En 2018 se ha visto un aumento sin precedentes en el número de empresas comprometidas a reducir sus emisiones en línea con los niveles requeridos para prevenir el peligroso calentamiento global.

Entre enero y agosto de este año, más de 130 nuevas empresas se unieron a la iniciativa de objetivos basados en la ciencia (SBTi), una colaboración entre CDP, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, World Resources Institute (WRI) y World Wide Fund for Nature (WWF). La SBTi valida de forma independiente los objetivos corporativos de reducción de emisiones en relación a la ciencia del clima.

Este cambio de velocidad representa un aumento de más del 39% en comparación con el mismo período en 2017. Casi una quinta parte (17%) de las compañías Fortune Global 500 se han comprometido a establecer nuevos objetivos climáticos, entre ellas se incluyen al fabricante francés de neumáticos Michelin, el productor estadounidense de alimentos The Kraft Heinz Company, la cervecera mundial AB InBev y la japonesa Yamaha Motor Company.

La capitalización de mercado combinada de todas las empresas que se han unido a SBTi es de casi 10 billones de dólares, una cifra comparable a la bolsa de NASDAQ.

La noticia fue anunciada durante la Cumbre de Acción Climática Global en California por el copresidente del encuentro, Anand Mahindra, CEO del Grupo Mahindra.

Más de 480 corporaciones globales, de 38 países, se han comprometido a establecer objetivos de reducción de emisiones en línea con la ciencia climática y los objetivos del Acuerdo de París. Se incluyen compañías de los sectores más emisores de la economía, muchos de los cuales tendrán que experimentar una transformación radical para cumplir sus objetivos de bajas emisiones de carbono.

Las eléctricas comprometidas (en primera fase) y las que ya tienen establecidos objetivos climáticos basados en la ciencia (targets set).

Una compañía que emite más que Japón o Canadá

En la cumbre de California el principal fabricante indio de cemento, Dalmia Cement, cuyo sector es responsable de más emisiones que Japón o Canadá, se ha unido a las filas de empresas líderes que se han comprometido a establecer un objetivo basado en la ciencia.

El CEO de Dalmia Cement Group, Mahendra Singhi, declaró que “la transición global baja en carbono está en marcha y nos estamos preparando para desbloquear la innovación y crear el negocio sostenible del futuro”.

Empresas de EE.UU. lideran la iniciativa

Se ha visto en la Cumbre Mundial de Acción Climática que las empresas en Estados Unidos están tomando medidas para llenar el vacío dejado por su gobierno nacional. Son 90 compañías de ese país las que se han unido a la iniciativa de objetivos basados ​​en la ciencia, por delante de Japón (64), Reino Unido (51), Francia (35) e India (24).

Casi una cuarta parte de las empresas estadounidenses se encuentran en Fortune Global 500, con más de la mitad suscribiéndose desde junio de 2017, cuando el presidente Trump anunció que se retiraría del acuerdo climático. La compañía de ropa PVH, propietaria de marcas como Tommy Hilfiger y Calvin Klein, la firma de ingeniería AECOM y la compañía de informática en la nube Salesforce se encuentran entre las últimas empresas que se comprometen en este sentido.

La firma de ropa Levi Strauss & Co. ha establecido reducir sus emisiones absolutas de Alcance 1 y Alcance 2 de GEI en un 20% para el año 2025 con 2016 como año base. La compañía también se ha comprometido a reducir las emisiones absolutas de Alcance 3 de los bienes y servicios adquiridos en un 40% para 2025.

“El cambio climático es una amenaza grave que requiere una acción urgente”, explicó Liz O’Neill, vicepresidenta ejecutiva y presidenta de productos, innovación y cadena de suministro en Levi Strauss & Co. “Creemos que ahora es el momento para que la industria de la indumentaria establezca objetivos basados ​​en la ciencia y colabore en programas efectivos de reducción de emisiones compartidos con nuestros proveedores”.

Por su parte, Mahindra señaló que “éste es un año crucial para la acción climática mundial. Casi tres años después de que el mundo se uniera para el histórico Acuerdo de París, la carrera continúa para cumplir su objetivo de restringir el aumento de la temperatura global por debajo de los 2° C y evitar los peores efectos del cambio climático”.

“Los objetivos basados ​​en la ciencia son la única forma efectiva para abordar los desafíos que enfrentamos. En todo el mundo, cientos de empresas ya están demostrando que esto es posible con beneficios sustanciales para la reputación de la marca así como su resultado final. Por eso insto a todas las demás empresas a unirse a esta iniciativa de inmediato; el momento de la acción basada en la ciencia es ahora”, sostuvo el empresario.

 

2018-10-23T19:16:06+02:00 9 octubre, 2018|