14 compañías europeas de electricidad, analizadas por CDP, exceden en un 14% el presupuesto de emisiones para cumplir con la meta del Acuerdo de París de no superar los 2 °C. De este grupo las que menos están haciendo por la transición baja en carbono son RWE, CEZ, Endesa y EnBW.

El sistema de divulgación del desempeño climático de las compañías, CDP, señala en un informe que no todas las empresas eléctricas en Europa están preparadas para cumplir con la descarbonización requerida por el Acuerdo de París.

El análisis incluye el desempeño de 14 compañías eléctricas las que, según calcula CDP exceden el presupuesto implícito de carbono de 2 ° C en un 14% o 1,3 billones de toneladas de CO2e en conjunto entre 2015 y 2050. Esto plantea la preocupación de que podría requerirse la retirada acelerada de los activos existentes.

Por otra parte, para el 2030, se prevé que el 51% de la capacidad de generación térmica de las empresas se encontrará en zonas de estrés hídrico alto o extremadamente alto, lo que creará riesgos para la continuidad de las operaciones.

En la tabla resumen destaca una mayor preparación de la austriaca Verbund, la española Iberdrola, la finlandesa Fortum y la italiana Enel. Por el contrario, las empresas que menos están haciendo por la transición energética son la alemana RWE, la checa CEZ, la española Endesa y la también alemana EnBW.

Electricas europeas

Y es que las empresas eléctricas se encuentran entre los mayores contribuyentes a las emisiones globales de gases de efecto invernadero, y como sector de suministro de energía son clave para la capacidad para descarbonizar de otros sectores. En 2050 se requiere una descarbonización profunda y emisiones netas casi nulas de las empresas de servicios públicos de la UE para lograr un calentamiento inferior a 2 ° C.

Acciones adicionales

A pesar de que se están haciendo progresos en la descarbonización de la generación de energía de la UE, se necesitan acciones adicionales significativas para mantener el sector en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

También señala el informe que la energía renovable y otros nuevos modelos de negocio están ganando terreno, pero algunas compañías han sido más rápidas para explotar estas oportunidades mientras que otras corren el riesgo de quedarse atrás. La proporción de generación renovable no hidroeléctrica oscila entre el 1% y el 34% entre las empresas evaluadas. El porcentaje del futuro CAPEX asignado a las energías renovables oscila entre 0% y 54%.

Recomienda CDP que los consejos podrían mejorar las estructuras de gobernanza climática e incentivar aún más a los ejecutivos a gestionar los riesgos climáticos. Sólo una minoría de las empresas de servicios públicos de la UE han revelado objetivos específicos para el cambio climático en la remuneración de los CEO, o han identificado expertos en el clima a nivel de los consejos de administración.

Imagen de portada: Central térmica As Pontes, de Endesa.