Las comunidades autónomas vinculan su PIB al consumo de materiales y energía

Hubo un tiempo en que se proyectaba una tendencia a la desmaterialización de la economía española, es decir, que la producción de riqueza se estaba desvinculando del uso de materiales y de energía. Sin embargo, el informe El Metabolismo económico regional español, dirigido por Oscar Carpintero (FUHEM Ecosocial) desmiente tal senda.

Las investigaciones de Carpintero y quienes colaboran en el libro El metabolismo económico regional español (2015) evidencian “cómo los  patrones de insostenibilidad han avanzado por todo el territorio. Unas dinámicas que, lejos de transitar por derroteros de desmaterialización, han seguido un camino de “rematerialización” importante hasta 2007, seguida de un desplome considerable a partir de la inicio de la actual crisis”.

Otra de las conclusiones que ofrece Carpintero es que hay “una cierta polarización entre territorios especializados en la extracción de recursos (y vertido de residuos), y otros en el consumo y la acumulación muy dependientes, a su vez, de los primeros”.

Por ejemplo, sostiene que las Comunidades Autónomas que acumulan el grueso de la extracción física no coinciden con las regiones centrales (a excepción de Cataluña), sino con las regiones económicamente periféricas. “Son, por este orden, Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Castilla-La Mancha y Galicia las que concentran el 61% del total de energía y materiales extraídos del territorio. Además en el caso de los recursos bióticos (biomasa agraria, forestal y pesquera), Castilla y León, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Galicia suponían, por este orden, el 70% de la extracción.”

Gracias a este documento se ven aquellas regiones que lideran las extracciones físicas en España. Las que más cogen biomasa agraria son Castilla y León y Andalucía. Y la que de lejos extrae mayores cantidades de biomasa pesquera y de biomasa forestal es Galicia, con un 51% y un 44% de los flujos totales extraídos. Andalucía lidera la extracción de minerales metálicos, con un 64%; de minerales no metálicos con un 21% y de otras biomasas con un 45%. Por su parte, Castilla y León, Asturias y Aragón extraen la mayor parte de los combustibles fósiles.

Fuente: Metabolismo económico regional de España, elaboración Ecopost.

 

Extraccion biomasa pesquera

 

Extraccion biomasa forestal españa

 

extraccion minerales metalicos

 

extraccion minerales no metalicos españa

 

extraccion combustibles fosiles españa

El extenso informe da cuenta de que las comunidades que más exportan materiales, tanto a otras regiones de España como a los mercados internacionales son aquellas que más importan, paradójicamente, el mismo tipo de materiales. Estos territorios son Cataluña, Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana.

Toneladas por millón

El análisis sintetiza muy bien la información sobre cuáles son las regiones que necesitan un mayor uso de material y energía (Input Material Directo o IMD) para producir el mismo nivel de riqueza (PIB). En concreto se observa la evolución de las CCAA que más material y energía requieren.

Si en el año 1996 las regiones con mayor IMD/PIB eran Asturias, Cantabria y Castilla y León; en un año de gran crecimiento, 2006, las que más requirieron material fueron Murcia, Castilla-La Mancha y Asturias.

Si bien, en el año 2010 se percibe un desplome del IMD, también ocurre lo mismo con la riqueza. En dicho año las regiones más consumidoras de materiales son Castilla-La Mancha, Asturias y Cantabria. En el extremo opuesto se ubican Canarias, Islas Baleares y Ceuta y Melilla como se aprecia en el siguiente gráfico.

Toneladas por millón

Si se considera el Input de Material Directo en relación a la superficie de las comunidades, se evidencia que la comunidad de Madrid, País Vasco y Cantabria, en el año 2010, son las mayores demandantes de material directo. Cuatro años antes, en plena burbuja inmobiliaria Madrid estaba muy por encima de las demás, en esta ratio. Le seguían País Vasco y Murcia.IMD superficie españa

En cuanto a la relación del material demando (IMD) y el número de habitantes de cada una de las regiones (POB), se muestra que en el año 2010, el primer lugar lo ocupa Navarra. Mientras que en el año 2006, Murcia estaba a la cabeza, seguida de La Rioja y de Navarra.

IMD poblacion españa

La desmaterialización a debate

Se conoce la relación entre la desmaterialización y la conservación del medio ambiente y los recursos naturales, ya que al reducir la intensidad en el uso de los materiales se reduce el volumen de desechos generados, y se mejora la eficiencia en los procesos. A su vez, se rebajaría la exposición a materiales tóxicos y peligrosos, ahorrando reservas de recursos no renovables y reduciendo la demanda de recursos renovables. Se plantea que una desmaterialización a largo plazo podría darle a la economía la sostenibilidad.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, a un sector crítico que  cuestiona el objetivo de desvincular PIB y materias, y para ello se basa en la paradoja de Jevons. Ésta plantea que la mayor eficiencia, debido a las mejoras técnicas, crea un efecto rebote, es decir que los ahorros de energía y materiales por unidad de producto reducen los costes con lo que aumenta el consumo.

Al final, dicen estas voces expertas, el incremento de ventas, o uso, contrarrestará el ahorro inicial. Y por los estudios empíricos, como el que presenta Carpintero sobre el uso de energía y materiales de las economías modernas, se observa un aumento progresivo de los inputs físicos y biológicos usados.

Foto portada: pila de ladrillos, de Fruggo.

 

2019-03-28T13:38:54+02:00 10 marzo, 2019|