El otro informe de sostenibilidad de las empresas españolas

Durante 2018 las empresas energéticas redujeron sus emisiones mientras que en construcción y aviación las aumentaron. Endesa, Repsol-Petronor y Narturgy son las principales emisoras de gases de efecto invernadero dentro del sector de fuentes fijas.

Advierte el Observatorio de la Sostenibilidad que el objetivo de España de reducir sus emisiones en un 35% para 2030 todavía está muy lejos de conseguirse.

Como viene siendo costumbre, el Observatorio de la Sostenibilidad publica la relación de las empresas más contaminantes del país. En su último informe, de abril este año, señala que las empresas que más gases de efecto invernadero emitieron en el año 2018 en España fueron Endesa con 30 millones de toneladas de CO2 eq, con el 9,3% del total emitido en el país; Repsol-Petronor con 10,6 millones de toneladas y Naturgy con 9 millones de toneladas de GEI.

Más atrás se posicionaron EDP (con casi 9 millones de toneladas de CO2 eq), ArcelorMittal (con 6 millones), CEPSA, con 4,6 millones ton, Viesgo (3,8 millones ton), Iberdrola (con 3,3 millones ton), CEMEX (con 3 millones ton), Lafarge-Holcim (2,9 millones ton) y, por último, Cementos Portland con 2,8 millones de toneladas de CO2 eq.

Con todo, estas empresas son las responsables de casi el 66% del total de las emisiones de fuentes fijas y más del 25% de las emisiones totales de España.

Empresas emisoras en España

Las eléctricas bajan las emisiones, las cementeras y acerías las aumentan

En todo caso, dice el OS, respecto al año 2017 estos grupos han reducido sus emisiones totales en un 4%. Por ejemplo, en sectores industriales la caída es de un 6%. Y es que las empresas eléctricas han iniciado por lo general, la senda hacia la descarbonización. Así, Naturgy ha disminuido sus emisiones en un 20%, Viesgo e Iberdrola en un 18%, EDP en un 17% y Endesa las ha bajado en un 9%.

Por su parte, las empresas petroleras las han disminuido de una forma muy débil. En tanto, las cementeras y las acerías han aumentado sus emisiones, posiblemente por el repunte de la construcción. Así, CEPSA ha reducido sus emisiones en un 5%, Repsol-Petronor en un 1% igual que Cementos Portland, mientras ArcelorMittal ha emitido un 6% más y el consorcio Lafarge-Holcim ha aumentado un 11%.

Las emisiones de carbón han caído un 16% en 2018, y un 14% desde 2008, si bien se han presentado importantes oscilaciones en la tendencia. El 56% de ellas pertenecen a Endesa, es decir, 21,8 millones de toneladas. Otro 21% corresponden a EDP, con 8 millones ton; un 10% son de Viesgo con 3,8M; un 9% es de Naturgy con 3,8 millones, y un 4% de Iberdrola con 1,6 M. La fuerte reducción del año pasado se debió por la primavera excepcionalmente lluviosa.

El sector del cemento ha presentado este año un nuevo aumento de las emisiones. El sector rebajó sus emisiones un 36% entre 2008 y 2018, sin embargo experimentó un aumento del 3% en el último año. Los mayores emisores GEI son CEMEX España con 3 millones de toneladas; Lafarge-Holcim (2,9 millones), Cementos Portland (2,8 millones), Sociedad Financiera Minera (1,4 millones), Cementos Cosmos (1,3 millones), Cementos Tudela Veguín (1,3 millones), Cementos Molins (1 millón).

El sector de la aviación representa el 4% de las emisiones, y además tiene un incremento de un 9% en el último año. Entre 2012 y 2016 crecieron un 16%. Si se suman las emisiones de las empresas del grupo AIG con bandera española, incluyendo las empresas del grupo Iberia, Vueling, Air Nostrum (sin considerar las empresas de bandera no española como British Airways o Air Lingus) se llega a las 3,7 millones de toneladas lo que le sitúa en el TOP10 de las más emisoras. En detalle, Vueling Airlines emitió 2,1 millones de toneladas; Iberia Operadora, 0,9 Millones; Air Europa Líneas Aéreas, 0,6 millones; Volotea 0,5 millones, Air Nostrum 0,3 millones, e Iberia Express, 0,3 millones.

Respecto al total de emisiones de España y de la UE de sectores fijos se observa una evolución similar. Mientras que las de la UE han disminuido entre 2018 y 2017 un 8% y entre 2008 y 2019 un 19%. Las de España han disminuido el último año un 6% y en el total del periodo un 16%.

La relación entre el PIB y las emisiones de CO2 sigue sin «desacoplarse». Se observa que en España entre 1990 y 2017 las emisiones de CO2 subieron un 17% y el PIB un 73% mientras en Europa en el mismo periodo las emisiones cayeron un 22% mientras que el PIB creció un 58%.

Sube el precio del carbono

Por otra parte, el precio del carbono se ha multiplicado por 3 en el periodo de 2018 por lo que las empresas están intentando emitir menos. En la actualidad el precio está 24 euros tonelada cuando a principios de 2018 el precio era de apenas de 8 euros tonelada.

Destaca el OS que otros países europeos ya han iniciado su senda hacia la descarbonización, como es el caso de Inglaterra que entre 1990 y 2016 las redujo en un 39,4%, Alemania (-27,3%), Bélgica (-19,7%), Italia (-17,5%) y Holanda (-11,80%). Por el contrario, España las aumentó en un 13%. La diferencia es que estos países llevan décadas de descarbonización, ahora España deberá tomar esas medidas en mucho menos tiempo. En cualquier caso, el objetivo de reducir las emisiones en un 35% para 2030 sigue quedando muy lejos.

En definitiva, es necesario reducir las emisiones de estos sectores si se quiere llegar a un escenario seguro de 1,5 grados centígrados, concluye el Observatorio de la Sostenibilidad.

 

2019-05-05T09:59:25+01:00 30 abril, 2019|