El éxito de un fracaso: el lobby del CO2 en Katowice

El hecho de que las principales compañías de carbón, petróleo y gas de Polonia se presentaran como las auspiciadoras de la 24ª conferencia de las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en Katowice, Polonia, no era un buen augurio para la lucha climática.

Los resultados de la COP24 fueron mínimos. Aunque se firmó el libro de reglas cuyo propósito es hacer operativo el Acuerdo de París, a juicio de organizaciones ambientalistas nació cooptado por las principales compañías emisoras de gases de efecto invernadero, con soluciones “falsas” para el cambio climático.

Los acuerdos de mínimos, y la falta de principios como la Justicia Climática, fue la tónica a lo largo de las negociaciones marcadas por la falta de ambición y buena voluntad por parte de los países industrializados y grandes emisores.

Se observó a Estados Unidos acompañado en su inacción ante el cambio climático por Rusia, Arabia Saudí o Kuwait, que también reniegan de los informes científicos y rechazan la financiación adicional Norte-Sur para asegurar la adaptación y transformación energética de los países más afectados por el aumento de la temperatura global.

Por su parte, lejos de contribuir al progreso de las negociaciones para limitar las emisiones de CO2 y combatir la crisis climática, los intereses de grandes compañías de combustibles fósiles quedaron reflejados en acciones promocionales que ocurrieron en paralelo.

Justo en el momento en que conocemos -a través del IPPC- los peores impactos del cambio climático en un mundo sin acciones políticas contundentes, la mayor parte de los países rebajó la importancia de dicho informe, y nos han puesto en la senda que superaría los 3 grados de ahora a finales de siglo.

La transparencia como logro

Tres años y tres días después de la adopción del Acuerdo de París, los 197 países signatarios reunidos acordaron un reglamento para su implementación, pero no lograron aumentar su ambición de mantener el calentamiento global “muy por debajo de 2 ° C”.

Después de posponer la sesión plenaria final seis veces, las delegaciones acordaron en el libro de reglas, el conjunto de pautas que hace que el Acuerdo de París sea operativo, poniendo fin a trece días de negociaciones tensas en la COP24.

Si los países pudieron ponerse de acuerdo sobre reglas comunes vinculantes para mejorar la transparencia, pospusieron la sección de mercado de carbono del reglamento – el artículo 6 – hasta 2019 y eligieron “reconocer”, en lugar de “acoger con satisfacción”, el informe de 1,5 ° C del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), que se suponía que formaría la columna vertebral de las negociaciones sobre el clima.

También reiteraron lo que ya decía el Acuerdo de París, a saber, que los gobiernos actualizarán sus planes climáticos para 2020 y acordaron utilizar en su lugar la cumbre de la ONU sobre Desarrollo Sostenible que se celebrará en septiembre de 2019 como una oportunidad para aumentar su ambición.

Hay que recordar además que el ministro francés, François de Rugy, y su secretario de estado, Brune Poirson, no asistieron a los últimos días de las negociaciones, lo que generalmente se considera fundamental en el proceso diplomático y político de las negociaciones sobre el clima.

Por otro lado, cabe destacar que la “Coalición de Alta Ambición”, integrada por Alemania, Reino Unido, Francia, y España, entre otros países, se comprometió a mejorar sus aportaciones nacionales de clima antes de 2020, y aumentar la acción en el corto y largo plazo.

Aparte de las negociaciones, Chile fue designado como anfitrión de la COP25, con Costa Rica organizando la pre-COP.

Más de 30 eventos paralelos del carbón, petróleo y gas

En las dos semanas que duró la conferencia en Katowice se realizaron al menos 30 eventos paralelos a cargo de compañías multinacionales de carbón, petróleo y gas tales como Gazprom (la compañía de gas más grande del mundo) y Brazkem (la compañía de Petróleo más grande en Latinoamérica), relató Climate Tracker.

Desde semanas previas al inicio de la COP24, ya se había revelado el rol de empresas contaminantes como auspiciadores oficiales de la Conferencia, lo cual generó suspicacias sobre el rol del gobierno Polaco en facilitar las conversaciones. Dentro de los principales sponsors de esta cumbre climática figuraron el mayor productor de carbón en la UE, JSW, Polish Mining Group, PKN ORLEN, Polish Oil and Gas Company (PGNiG).

Michał Kurtyka

Michał Kurtyka, presidente de la COP24.

Por su parte, Climate Tracker reveló que al menos 10 países acreditaron como parte de sus delegaciones nacionales a los oficiales de las mayores compañías de combustibles fósiles. Liderando la lista se situó Kuwait en donde 13 de los 29 delegados tienen conexiones directas con compañías de petróleo.

Con más de 22.000 delegados oficiales congregados en el predio de la COP24, incluyendo representantes de ministerios de todo el mundo, los eventos se convirtieron en una oportunidad de marketing para que las compañías amplíen sus operaciones.

“Las corporaciones de combustibles fósiles ven esto como una oportunidad para obstruir las negociaciones y vender sus productos. Mientras los países no se ponen de acuerdo en las negociaciones del clima, queda claro que muchos de ellos sí están de acuerdo en promover corporaciones de petróleo, gas y carbón. Esto lleva a que las negociaciones queden en segundo lugar en la feria corporativa que sucede en este predio” – explica Taylor Billings de Corporate Accountability International.

Posiciones

Según Euractiv, para la ex secretaria ejecutiva de la CMNUCC, en virtud de la cual se adoptó el Acuerdo de París, Christiana Figueres, “nadie está completamente satisfecho con este reglamento, pero es un paso importante. Los cimientos de las reglas siguen siendo el Acuerdo de París, que sigue siendo muy sólido. La cumbre de la Meta Sostenible de la ONU de 2019 ofrece a todos los gobiernos la oportunidad de informar sobre el progreso hacia nuevos objetivos mejorados para 2020. Una COP latinoamericana organizada por Chile en asociación con Costa Rica también traerá nueva energía y nueva urgencia a estas conversaciones. Dos líderes de energía limpia en la primera línea del cambio climático. Esperamos su liderazgo”.

Manuel Pulgar-Vidal, líder de Clima y práctica energética de WWF, ex presidente de la COP20, sostuvo que “esta conferencia ha asignado a los líderes la responsabilidad directa de llegar a la cumbre climática de septiembre con objetivos climáticos mejorados o el compromiso de cumplirlos para 2020. Cualquier cosa menos es un fracaso en el liderazgo político y moral”.

Wendel Trio, director de Climate Action Network (CAN) Europa: “El débil resultado de esta COP es contrario a las advertencias del informe del IPCC y la creciente demanda de acción por parte de los ciudadanos. Los gobiernos han retrasado de nuevo las medidas adecuadas para evitar una catástrofe climática. La UE debe seguir adelante y dar ejemplo, brindando más apoyo a los países pobres y aumentando su compromiso climático antes de la Cumbre del Secretario General de las Naciones Unidas en septiembre de 2019. Debe ser un aumento significativo, incluso más allá del 55% de reducción que algunos Estados miembros y El Parlamento Europeo está pidiendo”.

Desde Amigos de la Tierra hacen “un llamamiento a todos los pueblos para que no den por válido el texto acordado en esta Cumbre. El Libro de Reglas para lograr el Acuerdo de París está totalmente cooptado por las empresas, y es una puerta abierta a las falsas soluciones como los mercados de carbono o la compensación de emisiones a través de la plantación de bosques”.

La ONU valora el acuerdo mínimo

Según la CMNUCC el acuerdo el llamado Paquete de Clima de Katowice está diseñado para hacer operativo el régimen contenido en el Acuerdo de París. “Las directrices promoverán la confianza entre las naciones de que todos los países están desempeñando su papel para enfrentar el desafío del cambio climático”, dice la nota oficial.

El paquete contiene pautas para un marco de transparencia. Establece, por ejemplo, cómo los países proporcionarán información sobre sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) que describen sus acciones climáticas internas. Esta información incluye medidas de mitigación y adaptación, así como detalles del apoyo financiero para la acción climática en los países en desarrollo.

También se acordaron pautas que se relacionan con el proceso para establecer nuevos objetivos financieros a partir de 2025 relacionado con el objetivo actual de movilizar 100 mil millones de dólares por año desde 2020 para apoyar a los países en desarrollo.

Asimismo, se reguló el cómo llevar a cabo el inventario global de la efectividad de la acción climática en 2023 y cómo evaluar el progreso en el desarrollo y transferencia de tecnología.

Los mecanismos de mercado

Los principales problemas aún por resolver, sostuvo la ONU, se refieren al uso de enfoques cooperativos, así como al mecanismo de desarrollo sostenible, tal como está contenido en el artículo 6 del Acuerdo de París. Esto permitiría a los países cumplir con una parte de sus objetivos nacionales de mitigación a través del uso de los llamados “mecanismos de mercado”.

“Los mecanismos de mercado proporcionan instrumentos flexibles para reducir los costos de reducir las emisiones, como los mercados de carbono. Aquí, el Acuerdo de París reconoce la necesidad de normas globales para salvaguardar la integridad de los esfuerzos de todos los países”.

Estas reglas globales son importantes para garantizar que cada tonelada de emisiones liberadas a la atmósfera se tenga en cuenta. De esta manera, el progreso hacia los objetivos de limitación de emisiones del Acuerdo de París se puede medir con precisión.

“Desde el comienzo de la COP, se hizo evidente que esta era un área que aún requería mucho trabajo y que los detalles para poner en funcionamiento esta parte del Acuerdo de París aún no se habían explorado suficientemente”, explicó Espinosa.

“Desafortunadamente, al final, las diferencias no pudieron ser superadas”, dijo.

Debido a esto, los países acordaron finalizar los detalles de los mecanismos de mercado el próximo año con vistas a adoptarlos en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Otros anuncios a tener en cuenta

Muchos países desarrollados prometieron apoyo financiero para que los países en desarrollo puedan actuar. Esto es especialmente importante para la reposición del Fondo Verde para el Clima con Alemania y Noruega anunciando que duplicarían sus contribuciones.

Por su parte, el Fondo de Adaptación recibió un total de 129 millones de dólares.

.La promesa del Banco Mundial de US$ 200 mil millones en fondos para la acción climática para el período 2021-2025;

.El anuncio de la Banca Multilateral de Desarrollo de alinear sus actividades con los objetivos del Acuerdo de París;

.El compromiso de la coalición C40 Cities para trabajar con el IPCC e identificar cómo el informe de Calentamiento Global de 1,5 ºC puede aplicarse a las acciones climáticas de las ciudades.

Como se ha dicho, la COP25 que tendrá lugar en Chile, debería hacer hincapié en limitar el rol o presión de las compañías responsables de las mayores emisiones de gases de efecto invernadero en los resultados de una cumbre climática crítica para atajar el calentamiento global para no ser testigos de una nueva feria corporativa del CO2.

La Cordillera de Los Andes como fondo de la futura COP25.

 

 

 

2019-03-04T17:50:58+01:00 29 diciembre, 2018|