Hoy las plataformas de crowdfunding de energía y los inversores experimentan algunos problemas si quieren financiar proyectos que cruzan las fronteras legales entre los estados miembros de la UE. Los expertos internacionales se esfuerzan por armonizar las regulaciones en el sector.

La financiación colectiva a través de Internet o crowdfunding, especializado en energías renovables, involucra a tres partes diferentes: la plataforma de recaudación de fondos, los inversionistas que generalmente esperan un retorno, y los desarrolladores de proyectos que necesitan dinero. Pueden provenir de diferentes naciones. Y eso es seguramente una complicación, ya que no hay un marco legislativo para este sector empresarial, ni tampoco tan reciente y vinculado al uso de la web.

Este desafío ha estado bajo la mirada de abogados internacionales, como el despacho Osborn Clarke. En su informe llamado Crowdfunding cruzando las fronteras, sostiene que si una plataforma pretende expandir su negocio a otros estados miembros de la UE, necesitará asesoramiento legal en esos países. Y un inversionista que desee invertir en un proyecto transfronterizo, inscrito en una plataforma extranjera, debe ser consciente de cómo la ley difiere de su país de origen. Lo mismo se aplica si la inversión está relacionada con un propietario de un proyecto en el extranjero.

Thorge Drefke, asociado de Osborne Clarke en Köln, Alemania, explica que ya a finales de 2014 la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) publicó su opinión sobre el crowdfunding basado en la inversión, donde aclara cómo los modelos de crowdfunding se adaptan a la legislación vigente de la UE, MiFID, la Directiva de Prospectos, la Directiva AIFMD y otros reglamentos financieros.

ESMA afirma que, cuando las plataformas de crowdfunding operan dentro de la MiFID (la Directiva de “Mercados de Instrumentos Financieros”, en vigor desde 2007 y que se actualizará en 2018 para aumentar la transparencia en los mercados financieros), el actual régimen de la UE proporciona un grado razonable de mitigación del riesgo, debido a los requisitos de divulgación y a la clasificación de los perfiles de riesgo de los inversores. Pero para las plataformas que operan fuera de la MiFID, la protección de los inversores podría ser rebajada por medidas a nivel local, ya que la legislación nacional no exige el cumplimiento de la directiva.

crowdfunding renovables

La Directiva del Folleto

En lo que respecta a la Directiva sobre el Prospecto, estipula que la presentación de un folleto no es obligatoria si el importe pagadero de todas las acciones ofrecidas durante un período total de 12 meses en todos los Estados miembros es inferior a 5 millones de euros. Sin embargo, los países de la UE han optado por diferentes umbrales en virtud de la legislación nacional para el tamaño mínimo de las ofertas para las que debe elaborarse un folleto.

La ESMA asume que los fuertes incentivos para que los tamaños de los proyectos se mantengan por debajo del umbral de tamaño de la oferta pertinente, impuestos por los regímenes nacionales, plantean desafíos a la viabilidad del modelo de negocio de la plataforma de crowdfunding. Algunas plataformas podrían limitar el tipo o el número de inversores en proyectos a fin de beneficiarse de una de las exenciones establecidas en la Directiva (que actualmente se está revisando y debería aumentar el límite a 8 millones de euros).

En 2016, por primera vez, el Parlamento Europeo pidió a la Comisión Europea que presentara una iniciativa para regular y armonizar las prácticas de crowdfunding en toda la UE. “El principal problema para las plataformas es que no pueden promover activamente las oportunidades de inversión en diferentes estados miembros sin cumplir con los requisitos de cada país”, dice Oliver Gajda, director ejecutivo de la European Crowdfunding Network (ECN).

Alex Raguet, fundador de la plataforma francesa dedicada a este tipo de financiación, Lumo, confirma que pocos jugadores tienen licencias para cruzar fronteras. “Sólo estamos regulados para Francia. No puedo traducir mi sitio al inglés, pero tenemos un montón de gente inglesa que vive en Francia y nos gustaría que invirtieran en nuestra plataforma”, dice.

crowdfunding, sectores financiados

Proyecto europeo para financiación de renovables

Para encontrar soluciones a estos problemas, ECN y Lumo se han unido a la red internacional del proyecto europeo CrowdFundRES, cuyo objetivo es liberar el potencial del crowdfunding en la financiación de proyectos de energía renovable.

La Comisión Europea publicó un análisis del crowdfunding en mayo de 2016. “Este informe ofrece una descripción detallada del entorno regulador en la UE”, dice Drefke, “Pero la CE afirma que actualmente, como el crowdfunding sigue siendo en gran medida local y el sector está cambiando rápidamente, no hay argumentos sólidos para un marco a nivel europeo. Sin embargo, Bruselas mantendrá la evolución del sector en estrecha revisión y se reunirá dos veces al año con los reguladores y el sector”.

Referencias legales de Austria y Reino Unido

¿Qué legislación podría ser un punto de referencia para armonizar la situación regulatoria? “Según nuestra experiencia, por ejemplo, Austria y el Reino Unido tienen regulaciones de crowdfunding que podrían ser llamadas avanzadas”, señala Drefke.

Austria tiene una ley específica Crowdinvesting, llamada Alternativfinanzierungsgesetz, que proporciona un marco legal para las plataformas crowdfunding. En el Reino Unido, los reglamentos específicos se dejan a las disposiciones administrativas publicadas por la Autoridad de Conducta Financiera – FCA-, que permite una respuesta flexible a la evolución económica o social del negocio de crowdfunding.

“En Francia no se puede hacer nada durante dos años mientras se esperan las inspecciones y autorizaciones. En Londres se requieren pequeños marcos para que los negocios empiecen “, dice Raguet.

Teniendo en cuenta que en el Reino Unido se genera el 81% del volumen total del mercado europeo de crowdfunding en 2015 (incluyendo cualquier tipo de crowdfunding como peer-to-peer, equity, préstamo o donación), la legislación británica juega un papel en esta posición fuerte de mercado.

Traducido desde CrowdFundRES, escrito por Alfredo Ranavolo. Imagen de portada de Andras Barta.
Ecopost, información útil para una economía sostenible.