El 40% de los servicios ecosistémicos del planeta lo aportan los humedales

Sin embargo, el 50% de estos espacios ha desaparecido desde inicios del siglo XX.

Un estudio reciente revela el potencial de la restauración de humedales para cumplir los objetivos ambientales de España.

El informe que elaboró el ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) analiza 78 proyectos ubicados en 15 comunidades autónomas. En éste se evidencia el potencial de recuperación de las zonas con proyectos de sencilla ejecución y se señalan elementos de mejora como la necesidad de una mayor implicación de la sociedad de dichos territorios.

Sostiene la nota oficial que el estudio da cuenta del potencial que tiene la recuperación de estos espacios para frenar la pérdida de biodiversidad y para cumplir con los compromisos de España como país miembro de la Unión Europea (UE), que ha acordado fijar el objetivo de restaurar al menos el 15% de los ecosistemas degradados.

Los 78 espacios analizados suman 17.892,8 hectáreas recuperadas en los últimos 20 años, lo que supone en torno a un 15% de la estimación de superficie húmeda del territorio nacional, que se sitúa en torno a las 115.000 hectáreas.

Al hilo de las actuaciones en este conjunto de espacios, se ha revelado la capacidad de éxito de acciones de sencilla ejecución, con presupuestos que van de los 15.000 euros a los 8 millones en el caso de proyectos de gran envergadura, y el alto reconocimiento por parte de la ciudadanía.

Otra cuestión que se revela es el papel que ha jugado la UE en este proceso. El 77% de los proyectos analizados se ubican dentro de la red Natura 2000, la red integrada de espacios protegidos de la Unión. De los 91 millones de euros invertidos en las 78 actuaciones, el 75% de las aportaciones proceden de Europa a través del programa LIFE y otros fondos comunitarios.

La escasa aportación del sector privado

Algunos puntos de mejora indicados por MITECO son que es preciso intensificar los esfuerzos para que las restauraciones sean visibles a la ciudadanía, mediante acciones de divulgación y comunicación. También es necesario incorporar atributos sociales y económicos en los proyectos de restauración (según varios estudios, la mayoría no tiene en cuenta estos extremos). Además existe un potencial no explotado de financiación por parte de la empresa privada, ya que tan solo uno de los 78 proyectos analizados contaba con apoyo de este tipo.

Servicios que sostienen la vida

Aunque los humedales ocupan apenas entre el 3% y el 5% de la superficie del planeta, proporcionan el 40% de los servicios ecosistémicos (agua, alimento, prevención de catástrofes, sumidero reservorio de CO2) del planeta cada año. Sin embargo, un número muy significativo de estos espacios ha desaparecido. Se calcula que se han perdido la mitad de los humedales desde inicios desde el siglo XX, y hasta un 60% si se extrapola a los anteriores. En los últimos 44 años, el mundo ha perdido un 1% de la superficie de zonas húmedas cada año.

Otro problema que atraviesan las zonas húmedas es su degradación, una cuestión que preocupa a nivel global. También en España. En estos momentos, solo la mitad de los lagos y humedales incluidos en el Inventario que se usa como referencia se encuentran bien conservados.

Según las investigaciones citadas por este análisis, la desaparición y degradación de los humedales se debe, sobre todo, a presiones económicas, falta de coordinación de las intervenciones administrativas y legislativas, así como a una insuficiente información de la opinión pública y de las autoridades en lo que respecta a la función e importancia de los humedales.

Humedales y cambio climático

Los ecosistemas húmedos se están viendo especialmente afectados por el cambio global provocado por el ser humano, particularmente los humedales de la región mediterránea. Baste un ejemplo: el 95% de los humedales de esta área con poblaciones importantes de aves acuáticas (más de 50.000 ejemplares) son costeros, por lo que hay un evidente riesgo de que desparezcan sumergidos si aumenta el nivel del mar de acuerdo con las tendencias actuales.

Entre las múltiples e importantes funciones que cumplen, los humedales juegan un papel protagonista en la mitigación y adaptación de cambio climático. Son los sumideros de gases de efecto invernadero más importante del planeta, cuando están bien conservados. Además, contribuyen decididamente a la mitigación de los efectos de las inundaciones, a la atenuación de las sequías y a la protección de la costa. Constituyen, por último, un refugio para la biodiversidad.

España ocupa el tercer puesto en número de humedales Ramsar de importancia internacional, precedida por Reino Unido y México.

Los humedales analizados se ubican en: Andalucía (8), Aragón (6), Cantabria (3), Castilla y León (10), Castilla-La Mancha (8), Catalunya (8), Navarra (1), Madrid (2), Comunitat Valenciana (13), Extremadura (2), Galicia (4), Illes Balears (1), la Rioja (2), Euskadi (4), Murcia (3). Los tres restantes abarcan más de una comunidad autónoma.

Parque Natural Delta del Ebro

Parque Natural Delta del Ebro.

 

2019-03-05T13:57:05+02:00 8 febrero, 2019|