Los efectos del RD de transición energética en consumidores y productores

A principios del mes de octubre se aprobó el Real Decreto Ley 15/2018 de medidas urgentes para la transición energética y protección de los consumidores. La ley ya es plenamente vigente ya que ha sido convalidada en el Congreso. Ahora falta desplegar la reglamentación, que como se prevé se hará en un período de tres meses.

generacion electrica

En un análisis reciente, Som Energia destaca que con la nueva normativa se simplifica la autoproducción (para producir parte de la energía que se utilizará, por ejemplo mediante placas fotovoltaicas en una vivienda), tanto a nivel de burocracia y legislación como por la instalación física, que ya no requiere tener un contador especial.

.Además, explica la comercializadora, se elimina el límite de la potencia a instalar. Esto permitirá, si se dispone del espacio necesario para instalar más placas, producir más energía.

.Por otro lado, se abre la posibilidad de volcar la electricidad sobrante en la red y obtener una retribución. De este modo, la amortización de la instalación podrá ser más rápida.

.En tanto, esta normativa permite la autoproducción compartida entre diferentes personas que vivan en un mismo edificio o relativamente cerca.

.Y, como ya es sabido, “por fin desaparece el llamado impuesto al sol”.

.Así pues, los cambios que establece el Real Decreto afectan de manera integral la regulación de la autoproducción y llegan en un buen momento para ayudar a replicar las compras colectivas de instalaciones fotovoltaicas.

Destaca Som Energia que la ley contiene otras medidas dirigidas a fomentar la movilidad eléctrica, facilitando el montaje y la gestión de los puntos de carga, lo que facilitará que se instalen nuevos puntos en el territorio.

Sin embargo, señala la entidad, algunos aspectos del RD “pueden suponer una limitación a la hora de impulsar nuevos proyectos de generación renovable, porque los avales necesarios para obtener el punto de conexión en la red se multiplican por cuatro”.

Aumentan los tramos para contratar electricidad

Por otro lado, esta ley permite contratar la potencia en tramos de 0,1 kW. Desaparecen, por tanto, los tramos de potencias normalizadas, que hasta ahora limitaban la contratación a unos valores más detallados (por ejemplo, 3’45, 4’6, 5’75 etc.).

Sólo se requerirá la revisión de la instalación si se quiere ampliar la potencia contratada. En el resto de casos (cambios de titular, bajar la potencia contratada) no se requerirá la revisión ni presentar el boletín eléctrico u otra documentación adicional.

Por otra parte, se amplía el abanico de personas beneficiarias del bono social. El hecho de ser familia monoparental será tenido en cuenta a la hora de optar al bono social. Además, aumenta el umbral de uso eléctrico al que se aplica el descuento. Hay que decir que sólo está permitido ofrecer este bono a las comercializadoras del mercado regulado y no a las del mercado libre.

El precio de la luz

Durante seis meses, el gobierno ha suspendido el impuesto del 7% en la generación eléctrica. Con esta nueva medida se quiere minimizar la escalada de precios que ha habido desde el verano en los mercados mayoristas de energía. Si históricamente el precio en estos mercados era de 45-50€/MWh, estos últimos meses ha superado los 70€/MWh y las previsiones para 2019 apuntan hacia precios de 60€/MWh.

Esta escalada de precios ha afectado a quien tenía contratadas tarifas indexadas en el mercado regulado, pero no a quien tenía contratada la luz con los precios fijados para el 2018.

En conjunto, aunque este Real Decreto podría haber ido mucho más allá, la valoración es que “sí que supone un cambio importante para seguir trabajando por una transición energética real, que nos permita llegar a un modelo 100% renovable, transparente y participado”.

 

2018-11-13T08:45:36+00:00 8 noviembre, 2018|