Demandan la eliminación inmediata del “impuesto al sol”

La Fundación Renovables considera insuficiente el objetivo de la UE al fijar el 32% de la cuota de energías renovables para 2030, aunque valora el esfuerzo de la negociación. La nueva normativa pactada impulsa el autoconsumo energético y cierra la puerta al peaje de respaldo, en el momento en que entre en vigor en 2021.

No obstante, la Fundación insiste en que es necesario acelerar la transición energética si se quiere lograr la descarbonización para 2050.

El colectivo ciudadano que promueve el cambio de modelo energético considera que el acuerdo finalmente adoptado por el Parlamento, Consejo y Comisión europeos es una meta poco ambiciosa e insuficiente para combatir el cambio climático y la dependencia energética en la Unión Europea. Aunque, la entidad valora el esfuerzo negociador que el Parlamento Europeo ha hecho para aumentar la propuesta de partida del 27% -“temerata, ridícula y exigua”- que proponía la Comisión Europea como objetivo común europeo de cobertura de demanda final de energía con renovables.

Además, sostiene la Fundación en su nota que “al no ser un objetivo vinculante, cada Estado Miembro puede aumentar el porcentaje indistintamente de esta meta ya que al final lo que contará es un cómputo de la cobertura con renovables en el conjunto de la UE.  En este sentido, creemos que es positivo que el texto aprobado por el trílogo introduzca una cláusula de revisión exclusivamente al alza en 2023”.

Por tanto, añade la organización, “es imprescindible actuar sobre la demanda electrificándola de manera generalizada y en nuestro objetivo de que el 80% de la electricidad en España se genere con renovables para el 2030. De esta manera, cumpliríamos el objetivo acordado en la UE de alcanzar el 32% de cobertura de demanda final de energía prácticamente sólo a través del consumidor eléctrico. Si bien nuestra propuesta es que alcance el 50% en España para esa fecha”.

Peajes futuros para más de 25 kW

Por otra parte, la Fundación Renovables aplaude que el texto de la revisión de la Directiva de Energías Renovables incluya la eliminación de los peajes de acceso (cargo fijo y cargo transitorio), el denominado “Impuesto al sol” que en España se aplica a las instalaciones de autoconsumo mayores de 10 kW, si bien abre la puerta a un posible establecimiento a partir de 2023 de un peaje para autoconsumos de más de 25 kW.

Al respecto, “no nos oponemos a que haya que pagar los servicios de red que se utilicen pero nos ratificamos en que no puede haber impuestos adicionales o que se tenga que pagar por aquellos servicios que no se han usado. Insistimos en nuestra propuesta de que el 80% de la electricidad en España se genere con renovables para el 2030.”

En este sentido, la Fundación “exige la eliminación inmediata del “Impuesto al sol” en España así como de cualquier barrera que limite o perjudique el autoconsumo, en consonancia con el mandato de la nueva Directiva de renovables”.

La positiva limitación del aceite de palma

Como aspecto positivo, aunque insuficiente, cabe destacar que el Parlamento Europeo haya puesto un límite a la utilización de los biocombustibles de aceite de palma. En concreto, se limitarán al nivel de 2019 de cada Estado Miembro y a partir de 2023 comenzará su eliminación gradual para alcanzar el 0% en 2030.

Por otro lado, “esta medida más la apuesta por el 14% de renovables para el transporte –con un 3,5% para biocombustibles avanzados- ratifica en cierta manera nuestra apuesta de electrificación de la demanda”, sostiene.

La Fundación Renovables es un movimiento ciudadano que tiene como objetivo sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de llevar a cabo un cambio de modelo energético con el ahorro, la eficiencia y las renovables como principios básicos.

 

2018-06-20T07:07:17+02:00 15 junio, 2018|