Contaminación por nitratos agrarios: se puede exigir la adopción de medidas

Las personas directamente afectadas por la contaminación del agua por nitratos de origen agrario pueden exigir la adopción de medidas a los Estados miembros de la Unión Europea.

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE interpreta en qué medida ciertas personas físicas y jurídicas pueden invocar la Directiva de nitratos ante los tribunales nacionales y en qué condiciones existe un derecho a exigir a los Estados miembros medidas que garanticen un valor de concentración de nitratos en las aguas subterráneas inferior a 50 mg/l.

La experta de Terraqui, Roser Puig Marcó, explica que esta sentencia se dicta a raíz de la petición de decisión prejudicial planteada por el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo de Viena (Austria) en el contexto de la impugnación de la resolución del ministerio federal de Agricultura, Silvicultura, Medio Ambiente y Gestión de los Recursos Hídricos de Austria que inadmite la solicitud de modificación del Reglamento relativo al Programa de Acción Nitratos 2012 instada por parte de Wasserleitungsverband Nördliches Burgenland (Mancomunidad de Aguas de Burgenland Norte, Austria), el Sr. Prandl y el Municipio de Zillingdorf.

La Mancomunidad de Aguas es un organismo público encargado de prestar el servicio de agua en la región de Burgenland que se ve obligada a tratar las aguas antes de ser distribuidas porque en ciertos puntos de medición el contenido en nitratos de las aguas subterráneas captadas sobrepasa el límite de los 50 mg/l en más de un 100%. El Sr. Robert Prandl es propietario de una fuente situada en su terreno y cuyo contenido en nitratos sobrepasa los 50 mg/l. El Municipio de Zillingdorf explota una fuente municipal cuya agua no se considera potable, ya que el porcentaje de nitratos también es elevado.

La cuestión que se plantea al TJUE, agrega Puig, es si el artículo 288 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) -y el artículo 5, apartados 4 y 5, y el Anexo I, letra A, punto 2 de la Directiva 91/676/CEE, de 12 de diciembre de 1991, relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos procedentes de fuentes agrarias– han de interpretarse en el sentido de que unas personas físicas y jurídicas que son responsables del suministro de agua o están autorizadas para utilizar una fuente, deben disponer de la facultad de exigir a las autoridades nacionales competentes que modifiquen un programa de acción existente o que adopten medidas adicionales o acciones reforzadas contempladas en el artículo 5, apartado 5, de la Directiva con el fin de que se obtenga una concentración máxima en nitratos de 50 mg/l en cada punto de extracción de agua.

Luego de su detallado argumentario, la abogada concluye que el TJUE declara que el artículo 288 del TFUE y el artículo 5 de la Directiva 91/676 han de interpretarse en el sentido que, a condición de que el vertido de compuestos nitrogenados de origen agrario contribuya significativamente a la contaminación de las aguas subterráneas de que se trate, unas personas físicas y jurídicas tales como los demandantes en el litigio principal deben disponer de la facultad de exigir a las autoridades nacionales competentes que modifiquen un programa de acción existente o que adopten las medidas adicionales o acciones reforzadas contempladas en la Directiva por tanto tiempo como el contenido en los nitratos en las aguas subterráneas sobrepase los 50 mg/l o exista el riesgo de que en ausencia de tales medidas los sobrepase, en uno o varios puntos de medición.

Portada: Imagen de Toledodiario.es
2020-03-25T12:45:37+01:00 23 marzo, 2020|