Constituido el Operador Energético de Pamplona

La sociedad permitirá al ayuntamiento participar en la producción y la comercialización de energía 100% renovable. Comenzará con suministros de alumbrado y edificios públicos, luego familias en pobreza energética y continuaría vendiendo energía sobrante.

Al mismo tiempo, las nuevas instalaciones fotovoltaicas de los colegios públicos Doña Mayor y Bernat Etxepare y la Biblioteca de la Txantrea posibilitan por primera vez el autoconsumo.

El Operador Energético de Pamplona, que permitirá al consistorio participar en la producción y la comercialización de energía 100% renovable, ha sido constituido recientemente con la firma de las escrituras.

Está previsto que el operador comience primero con los suministros para alumbrado y edificios públicos y posteriormente con el suministro para familias, con un plan especial para consumidores en situación o riesgo de pobreza energética. En un futuro, la sociedad municipal podrá vender también la energía sobrante que se produce a través de las instalaciones fotovoltaicas colocadas en centros municipales y que no es autoconsumida. Su constitución fue aprobada por el Pleno el día 7 de junio.

Con esta iniciativa, el ayuntamiento pamplonés quiere avanzar hacia un modelo de gestión municipal de la energía integral, transparente, participativo y sostenible.

Entre los objetivos del Operador Energético de Pamplona se encuentran, además de gestionar la instalación fotovoltaica municipal actual, procurar su extensión, facilitar de manera paralela que ese tipo de instalaciones de energía verde sean también colocadas por parte de la ciudadanía y de agentes sociales para lo que se impulsará una asesoría energética y reinvertir parte los ingresos generados en programas para paliar la pobreza energética.

Se ha constituido con la forma de sociedad limitada como ente instrumental, con actividad mercantil puesto que estará encargada de comprar y vender electricidad 100% renovable. El capital inicial se ha fijado en 3.000 euros. Sus órganos de gobierno están conformados por la Junta General constituida por el Pleno, el Consejo de Administración y la Gerencia.

Vender los excedentes de la producción municipal

En estos momentos el ayuntamiento ya está actuando como consumidor y como productor de energías renovables. La producción y la comercialización de energía son los dos bloques liberalizados del sector eléctrico. Mientras, el transporte y la distribución quedan totalmente regulados por el Estado.

Con esta configuración, se podrá, a medio plazo, unir producción y comercialización. Por ejemplo, los excedentes de energía solar que no se consumen se podrán vender a través de la comercializadora municipal. Incluso, se podría trabajar con excedentes producidos por instalaciones solares privadas. Así, la comercializadora podría vender por lo tanto energía solar producida en la ciudad tanto proveniente de instalaciones municipales como de instalaciones privadas.

Tras la constitución oficial, está previsto el nombramiento de una persona gerente las próximas semanas, la gestión de los trámites respecto a la actividad mercantil y de comercialización, los traspasos del suministro de alumbrado en 2019 y de edificios municipales en 2020 y la venta a consumidores privados también en 2020.

Estudios previos

Cabe señalar que el ayuntamiento realizó un estudio técnico en 2016 para analizar la viabilidad técnica y económica de una comercializadora municipal de energía. De dicho estudio se desprendió que la actividad de comercialización para los suministros municipales y la posterior ampliación a terceros es viable.

El siguiente paso fue la realización de un estudio jurídico publicado en 2017 para concretar la forma jurídica en la que se podría materializar la actividad de comercialización de energía eléctrica desde el ámbito municipal. En este informe se determinaba perfectamente válida la creación de una sociedad mercantil como ente instrumental, medio propio del Ayuntamiento.

También en 2017 se llevó a cabo una investigación de pobreza energética que proporcionó información sobre el alcance y consecuencias del fenómeno en Pamplona, además de propuestas para la acción.

El patrimonio municipal de generación eléctrica incluye 28 instalaciones de energía solar fotovoltaica repartidas en los tejados de escuelas y colegios públicos municipales, en pérgolas, y 2 instalaciones de geotermia en escuelas infantiles. Asimismo, cuenta con 15 instalaciones de energía solar térmica en colegios y polideportivos principalmente.

En el acto de firma de la escritura participaron el alcalde, Joseba Asiron, y los miembros del Consejo de Administración: los concejales, Joxe Abaurrea, Juan José Echeverría, Fernando Villanueva, Armando Cuenca, Iñaki Cabasés, Maite Esporrín y Edurne Eguino; la directora del área de Ecología Urbana y Movilidad, Camino Jaso; el director del Servicio de Energía Verde, Joël Dozzi, y la directora de la asesoría jurídica municipal, María Victoria Borja.

Autoconsumo en centros públicos

Coincidiendo con esta creación societaria, miembros del ayuntamiento visitaron las nuevas instalaciones de autoconsumo del C. P. Doña Mayor. Junto con las nuevas colocadas en el C.P. Bernat Etxepare I.P. y en la Biblioteca Pública de la Txantrea y la reconvertida en el C.P. Buztintxuri I.P. son las primeras instaladas por el consistorio que permiten el autoconsumo de la energía en los propios centros. Buztintxuri contaba con una instalación de placas solares de 2011, la más grande de las existentes, pero vendía la energía.

Las instalaciones de Doña Mayor, Bernat Etxepare y la Biblioteca de la Txantrea son las primeras que se han colocado desde 2011, año en el que desaparecieron las primas estatales para energías renovables. El que sean de autoconsumo permite consumir directamente la energía eléctrica con lo que se logra mayor autonomía; reducir la factura eléctrica de cada edificio con el correspondiente ahorro económico que se ha calculado en 8.540 euros, y trabajar con energía 100% renovable.

 

2018-10-05T13:26:39+02:00 27 septiembre, 2018|