Cataluña publica los nuevos instrumentos de gestión de residuos y recursos

Para 2020 se pretende incrementar la valorización global hasta el 65% de los residuos generados, así como subir la recogida selectiva bruta hasta el 60% de los residuos municipales.

A través de los Reales Decretos 209/2018 y 210/2018 se han aprobado el Plan Territorial Sectorial de Infraestructuras de Gestión de Residuos Municipales de Cataluña (PINFRECAT20) y el Programa de Prevención y Gestión de Residuos y Recursos de Cataluña (PRECAT20), como así lo explica Laia Soriano-Montagut de la consultora ambiental Terraqui.

Ambos instrumentos, señala Soriano-Montagut, se han publicado en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña de 16 de abril de 2018, mediante Real Decreto 209/2018, de 6 de abril, por el que se aprueba el PINFRECAT20 y el Real Decreto 210/2018, de 6 de abril, por el que se aprueba el PRECAT20 en ejercicio de las competencias compartidas de la Generalitat de Cataluña en materia de medio ambiente, de acuerdo con los artículos 111 y 144 del Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Con el nuevo diseño normativo, se pasa de una planificación integrada por tres programas basados en el origen de generación de residuos (municipales, industriales y de la construcción) a un único programa orientado a la gestión de residuos bajo la visión de flujos materiales, con la voluntad de vincular el binomio residuo-recurso y hacer visible la contribución de la correcta gestión de los residuos con el uso eficiente de los recursos.

Objetivos

En cuanto a los objetivos prioritarios en la prevención y gestión de residuos para el año 2020 estos son:

  • Reducir la huella de carbono asociada a la gestión de residuos y al uso de los recursos en Cataluña en un 30% respecto al año base 2012.
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero asociados a la deposición, el tratamiento biológico y la combustión de residuos municipales en un 30% respecto al año base 2012.
  • Incrementar la eficiencia de captación de biogás de los depósitos controlados hasta un 60%.

También se concretan los objetivos de prevención para el año 2020:

  • Reducir, como mínimo, en un 15% en peso la generación primaria total de residuos de Cataluña, municipales, industriales y de la construcción, respecto al año base 2010.
  • Reducir en un 50% en peso el despilfarro alimentario en los ámbitos de la distribución al por menor, la restauración, el servicio de comidas o catering y el ámbito doméstico respecto al año base 2010.
  • Reducir en un 90% en peso el consumo de bolsas comerciales con asas desechables no compostables respecto al año base 2007.

Asimismo, se determinan los objetivos de gestión para el año 2020:

En cuanto a la gestión de todos los residuos:

  1.  Incrementar la valorización global hasta el 65% de los residuos generados.
  2.  Incrementar la cantidad de residuos tratados previamente antes de ser destinados a depósitos controlados hasta el 100% de los residuos destinados a depósitos controlados, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 16.2 del Texto refundido de la Ley reguladora de los residuos.

En cuanto a la gestión de residuos municipales:

  1.  Incrementar la recogida selectiva bruta hasta el 60% de los residuos municipales generados.
  2.  Incrementar la preparación para la reutilización más la valorización material hasta el 55% de los residuos municipales generados, para las fracciones de papel, vidrio, metal, plástico, bioresiduos y otras fracciones reciclables.
  3.  Incrementar la valorización global hasta el 70% de los residuos municipales generados.
  4.  Incrementar el tratamiento previo de la fracción resto hasta el 100% de la fracción resto generada.

En cuanto a la gestión de residuos industriales:

  1. Incrementar la preparación para la reutilización más la valorización material hasta el 64% de los residuos industriales generados.
  2. Incrementar la valorización efectiva global hasta el 70% de los residuos industriales generados.

En cuanto a la gestión de residuos de la construcción y demolición, incrementar la valorización global hasta el 75% de los residuos de la construcción y demolición generados.

En cuanto a flujos de residuos específicos:

  1.  En el año 2020, un 5% en peso de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos recogidos serán destinados a preparación para la reutilización.
  2. A partir del 31 de diciembre de 2020, se recogerán selectivamente, como mínimo, el 55% de los residuos de pilas y acumuladores portátiles.
  3.  En el año 2018, se valorizarán materialmente, como mínimo, un 80% en peso de los neumáticos fuera de uso.
  4.  En el año 2020, se valorizará materialmente un 100% en peso de los neumáticos fuera de uso.
  5.  En el año 2020, el nivel de valorización global de residuos de envases será como mínimo del 75% en peso.
  6. En el año 2020, como mínimo, se alcanzarán los siguientes niveles de valorización global en peso en función del material de envasado: papel-cartón, 80%; metales, 80%; vidrio, 80%; plástico, 50%; madera, 70%.

A través de los instrumentos PINFRECAT20 y PRECAT20 se actualiza por el momento la planificación de infraestructuras de Gestión de Residuos Municipales de Cataluña, así como la programación de la Generalitat en materia de prevención y gestión de residuos, con el fin de avanzar en la integración de este vector ambiental en el conjunto de políticas del ejecutivo catalán.

Este vector ambiental debe constituir el marco de referencia para la implantación ordenada y equilibrada en el territorio de las infraestructuras necesarias para el tratamiento de residuos en Cataluña, de acuerdo con la reformulación del modelo de gestión, al cual se tienen que subordinar los instrumentos previstos en la legislación urbanística.

 

2019-03-04T14:49:22+01:00 18 abril, 2018|