California agregará 25GW de energías renovables para 2030 bajo nueva hoja de ruta

La capacidad de energía verde de este estado norteamericano se someterá a una transformación de gran alcance en el espacio de una década bajo nuevos objetivos, adoptados por el ente regulador del estado esta semana, así lo informa José Rojo Martín en PV Tech.

Las baterías solares y de almacenamiento de energía serán las dos tecnologías fundamentales de un plan para agregar casi 25GW en nueva capacidad renovable a California, el estado dorado, para 2030 en un intento por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a 46 millones de toneladas métricas (MMT) para el mismo año.

La hoja de ruta aprobada por la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC) prevé 11GW de nueva instalación de energía solar a gran escala instalada para 2030, lo que generará una acumulación de 25,9GW.

Por su parte, los sistemas de baterías de almacenamiento deben agregar 8,87GW para alcanzar los 12GW acumulados para el mismo año.

El logro del objetivo de 25GW de CPUC, que más que duplica la capacidad de energía verde instalada actual de California, dependerá de los proveedores de energía, incluidas las empresas de servicios públicos propiedad de inversores como Pacific Gas and Electric Company (PG&E) y agregadores de soluciones comunitarias, entre otros.

Estas empresas deben elaborar planes sobre cómo contribuirán al impulso de cero carbono. Una vez que revise estas propuestas de los proveedores, la CPUC decidirá si California trabajará hacia una cartera de energía verde capaz de cumplir el objetivo de 46 MMT o un objetivo aún más estricto de 38 MMT.

Nueva visión de energía verde

En California, la creación de una nueva visión renovable se produce después de años de turbulencias en su sector energético. A la pandemia de COVID-19 que actualmente afecta a la industria en todo el mundo, el estado norteamericano no olvida la historia reciente de apagones provocados por incendios forestales.

Las llamas que se cobraron la vida de los californianos a fines de 2018 también provocaron conmociones en el sector energético, con PG&E, una de las empresas de servicios eléctricos más grandes del país, solicitando la protección por bancarrota del Capítulo 11 en enero pasado, después de que se interrumpiera el suministro eléctrico cuando se produjeron incendios forestales.

Se ha argumentado que los apagones a gran escala han generado que los residentes adoptaran baterías solares y de almacenamiento en mayor cantidad. Esta relación ha sido explícita en la último informe sobre energía solar de EEUU, realizado por la asociación nacional SEIA y la consultora Wood Mackenzie.

Este análisis, publicado la semana pasada, señala que la “desafección” provocada por la interrupción hacia las empresas de servicios públicos ha impulsado la aceptación de los ciudadanos del almacenamiento solar en California. El año pasado, el estado representó el 49% de las adiciones fotovoltaicas residenciales en todo el país e instaló más energía solar de cualquier tipo que cualquier otro estado.

En California, el despertar del almacenamiento solar residencial se ha reflejado de la combinación de tecnologías de plantas de gran escala, incluida una conectividad “increíblemente barata” cerca de San Francisco y un complejo importante en Los Ángeles con tarifas de $ 0,013-US $ 0,01997 / kWh.

 

2020-04-15T10:35:59+02:00 3 abril, 2020|