Bruselas plantea una tasa al plástico para cubrir brechas presupuestarias

El comisario europeo de Presupuestos, Günther Oettinger, espera que los Estados miembros de la UE-27 contribuyan al menos con €16.000 millones adicionales al año, en el próximo presupuesto plurianual de la UE.

Oettinger explicó esta semana que con un extra de 16 mil millones de euros anuales podría solucionar las principales lagunas del bloque: “Tenemos dos brechas importantes: una de ingresos y otra de gasto”, dijo. En cuanto a la primera, ésta proviene de la retirada del Reino Unido de la UE y se estima entre 12 mil y 14 mil millones de euros. La mitad de esta cifra debe cubrirse mediante el ahorro y la otra debe reinyectarse como dinero fresco de la UE-27, publica Neweurope.

Además de la laguna de ingresos mencionada, Oettinger sugirió que se agreguen otros 10 mil millones de euros a estos 6 – 7 mil millones de euros, que serían necesarios para financiar nuevas tareas europeas como la recepción de refugiados, la lucha contra el terrorismo y los planes de la UE para una política militar, de seguridad y defensa coordinada.

Impuesto sobre plásticos y ETS

En cuanto a las formas adicionales de aumentar los ingresos, Oettinger anunció sus intenciones de introducir un impuesto sobre el plástico. “Producimos y usamos demasiado plástico, con la contaminación que esto genera”, dijo. Si el gravamen debe ser incurrido por la producción o los consumidores todavía está sobre la mesa.

Otros recursos propios para el presupuesto de la UE son los ingresos del Sistema de Comercio de Emisiones (ETS). Dirigir las entradas del ETS directamente al presupuesto del bloque significaría que “el dinero también está allí, donde está la legislación”, explicó el comisario.

Recortes

Por otra parte, Oettinger declaró que el 80% de los nuevos gastos debían ser provistos con dinero fresco y el 20% mediante recortes en las estructuras presupuestarias existentes. De hecho, todos los programas deberían aceptar “ciertos recortes”, abordando principalmente la cohesión, la agricultura y el desarrollo rural. Las excepciones a los recortes son los programas “Erasmus plus” y Horizonte 2020, donde se espera que aumenten los fondos.

Se esperan recortes moderados en las áreas de agricultura y cohesión, para que los programas no se derrumben, según el comisario, lo que significa que los recortes serán limitados y no del 30% al 50%.

Bruselas actualmente recibe el 1% de la producción económica europea, actualmente alrededor de 160 mil millones de euros al año. El comisario Oettinger apunta a aumentar los ingresos al 1,1% al 1,2%. Se espera que las cifras exactas sean presentadas por la Comisión en mayo, y que el presupuesto se acuerde un año después de las elecciones europeas de 2019.

La fase caliente de las negociaciones sobre el presupuesto plurianual de la UE recae en la presidencia austríaca de la UE, en la segunda mitad del año. Este país ya se ha posicionado claramente en este sentido y tiene la intención de evitar un aumento de las primas austríacas a pesar de la salida del gran contribuyente neto a Gran Bretaña.

2018-01-18T09:34:30+01:00 11 enero, 2018|