Un año después de la adopción de su paquete de medidas sobre la economía circular, Bruselas ha presentado la creación de una plataforma de apoyo financiero con el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que agrupa a inversores e innovadores. Además ha ofrecido las orientaciones a los Estados miembros sobre la transformación de residuos en energía. Y también ha propuesto la mejora de la legislación de ciertas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos. Todo ello, en el marco de un informe sobre los resultados y los avances de las principales iniciativas de su plan de acción de 2015.

La Comisión Europea ha dicho que quiere aprovechar el impulso del Plan de Inversiones para Europa, que a finales de 2016 ya había movilizado inversiones por un importe de 164.000 millones de euros, con la Plataforma de Financiación de la Economía Circular. Ésta reforzará el vínculo entre los instrumentos existentes como el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) y la iniciativa InnovFin – Financiación de la UE para los innovadores, respaldada por Horizonte 2020, y puede llegar a desarrollar nuevos instrumentos de financiación para proyectos de economía circular.

Bancos nacionales de fomento e inversores institucionales

La plataforma reunirá a la Comisión, el BEI, los bancos nacionales de fomento, inversores institucionales y otras partes interesadas. Pretende dar a conocer las oportunidades de inversión en la economía circular y promover las mejores prácticas entre los promotores potenciales, además de analizar los proyectos y sus necesidades de financiación y ofrecer asesoramiento sobre estructuración y financiación bancaria.

El vicepresidente del BEI, Jonathan Taylor, indicó, que la entidad financiera “tiene el placer de unir sus fuerzas con la Comisión Europea y combinar nuestra experiencia y nuestra capacidad financiera para hacer que nuestras economías sean más circulares. En nuestra calidad de principal prestamista multilateral en la lucha contra el cambio climático (el año pasado concedimos una financiación específica en este sentido de más de 19.000 millones), consideramos que la economía circular es fundamental para invertir el curso del cambio climático, hacer un uso más sostenible de los recursos limitados de nuestro planeta y contribuir al crecimiento de Europa”, sostuvo.

Añadió Taylor que “para acelerar esta transición, seguiremos asesorando e invirtiendo cada vez más en nuevas tecnologías y modelos de negocio circulares e innovadores, así como en proyectos más tradicionales que impulsen un uso eficiente de los recursos.  La nueva plataforma de apoyo a la financiación de la economía circular va a ser una herramienta esencial para aumentar la sensibilización y la financiación de proyectos”.

Transformación de los residuos en energía

Asimismo, la Comisión presentó la Comunicación sobre el papel de la transformación de los residuos en energía dentro de la economía circular que maximizará los beneficios de esta parte, pequeña pero significativa, de la combinación energética nacional. El documento ofrece a los Estados miembros orientaciones para alcanzar un equilibrio adecuado en lo que respecta a la capacidad de producción de energía a partir de residuos. Destaca el papel de la jerarquía de residuos, que clasifica las opciones de gestión de los residuos según su sostenibilidad y da la máxima prioridad a su prevención y reciclado. Ayuda a optimizar su contribución a la Unión de la Energía y aprovechar las oportunidades de establecer asociaciones transfronterizas cuando proceda y en consonancia con nuestros objetivos medioambientales.

Sustancias peligrosas de residuos eléctricos

El nuevo paquete de medidas de la Comisión también incluye una propuesta para actualizar la legislación para restringir la utilización de determinadas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos (Directiva RUSP). La propuesta promueve la sustitución de materiales peligrosos para que el reciclado de los componentes sea más rentable. Las modificaciones propuestas facilitarán las operaciones del mercado de segunda mano (por ejemplo, la reventa) y la reparación de aparatos eléctricos y electrónicos. Se calcula que con esas medidas se evitará la generación de más de 3.000 toneladas de residuos peligrosos al año en la UE y se ahorrarán energía y materias primas. Solo en el sector sanitario, se estima que podrían ahorrarse 170 millones de euros en gastos de asistencia sanitaria.

En su informe sobre los avances realizados desde el último año, el ejecutivo europeo enumeró las medidas sobre residuosdiseño ecológico,residuos alimentarios,abonos orgánicos,  garantías de los bienes de consumo, así como la innovación y la inversión. En su nota de prensa, Bruselas ha señalado que los principios de la economía circular se han ido integrando gradualmente en las mejores prácticas industriales, la contratación pública ecológica y el uso de los fondos de la política de cohesión, así como a través de nuevas iniciativas en los sectores de la construcción y el agua.

Parlamento y Consejo

La Comisión también instó al Parlamento Europeo y al Consejo a avanzar en el proceso de adopción de las propuestas legislativas en materia de residuos, en consonancia con la Declaración conjunta sobre las prioridades legislativas de la UE para 2017.

El año próximo, la CE se ha comprometido a seguir cumpliendo lo previsto en el plan de acción para una economía circular, entre otras cosas presentando una estrategia sobre los plásticos, un marco de seguimiento para la economía circular y una propuesta dirigida a fomentar la reutilización del agua.

Conferencia sobre economía circular el 9 y 10 de marzo

El 2 de diciembre de 2015, la Comisión Europea adoptó un paquete de medidas sobre la economía circular. Éste consta de un plan de acción con medidas que abarcan todo el ciclo de vida de los productos: del diseño, pasando por el abastecimiento, la producción y el consumo, a la gestión de residuos y el mercado de materias primas secundarias.

Para exponer los principales resultados alcanzados hasta ahora y debatir con las partes interesadas lo que debe lograrse en el futuro, la Comisión y el Comité Económico y Social Europeo están organizando una conferencia sobre la economía circular los días 9 y 10 de marzo de 2017. En esa ocasión, se anunciará la creación de la plataforma europea de partes interesadas sobre la economía circular.