Bajan las emisiones en la ciudad

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en Pamplona, en general, disminuyeron un 24% en 2013 respecto a las registradas en 2008, llegando a 840,3 mil toneladas de CO2. El único sector que las incrementa es el transporte público.

La caída en las emisiones de GEI se explica por un menor consumo energético, especialmente en el uso del petróleo y por un incremento del uso de las energías renovables frente al gas natural. La mayor variación negativa en el volumen de emisiones de CO2 se da en el sector servicios, con una caída del 43%.

Fuente: Ayuntamiento de Pamplona

Fuente: Ayuntamiento de Pamplona

Otra importante disminución aparece en el sector municipal, con un 35% de caída en sus emisiones que están asociadas al consumo energético de edificios municipales (oficinas, colegios, polideportivos, centros cívicos), del alumbrado público (farolas, semáforos, fuentes) y del parque móvil municipal. Entre las razones, se encuentra el menor consumo energético total municipal, en un 6%, y la sustitución de antiguas calderas de gasóleo por calderas de gas natural.

Destaca la introducción de fuentes de energía renovables en los edificios municipales, paneles solares térmicos, caldera de biomasa o instalaciones geotérmicas. También cabe mencionar la producción de energía eléctrica a partir de paneles fotovoltaicos. Sumando esta producción a la parte de electricidad que proviene de energías renovables, el consistorio cubrió el 2013 el 47% de este consumo con este tipo de energías, frente al 36% de 2008.

La entidad local calcula que el ahorro energético en sus instalaciones es de 665 mil euros al año.

El transporte privado también tuvo una disminución en sus emisiones, con un 23% menos, por la reducción de la demanda de gasóleo, que representa el 89% del consumo de carburantes para automoción. Esta caída se puede explicar por un menor uso de este transporte y por un incremento de la eficiencia del parque de vehículos.

En tanto, el sector residuos presentó una disminución del 21%, debido a la menor producción de residuos urbanos que disminuyeron de 1,28 a 1,02 kg por habitante y día.

El sector doméstico redujo en un 18% sus emisiones entre 2008 y 2013, por el descenso en el consumo de electricidad (-13%), del gasóleo de calefacción (-9%) y de gas natural (-1%).

Transporte público con más emisiones

En el otro extremo se encuentra el transporte público, que aumentó sus emisiones de GEI en un 64%, a pesar de que el consumo energético sólo creció un 5%. Esto se debe a que en 2013 los autobuses urbanos no usaron biodiésel, cuyo balance de emisiones se considera neutro.

Cabe señalar que la mayor fuente de emisiones de CO2 del municipio de Pamplona en el año 2013 es el transporte privado, responsable del 64% de ellas. Le siguen el sector doméstico, con un 22%, y el sector servicios con un 10%. Los sectores minoritarios son residuos, municipal y transporte público, con un 1% cada uno.

Fuente: Ayuntamiento de Pamplona.

Fuente: Ayuntamiento de Pamplona.

Con todo, las emisiones de gases de efecto invernadero en Pamplona disminuyeron un 24% en 2013, frente al año 2008. Estos datos se incluyen en el informe de seguimiento del Plan de Acción para la Energía Sostenible aprobado por el Ayuntamiento de Pamplona en el marco del Pacto de Alcaldes firmado por más de seis mil municipios de toda Europa con el fin de mitigar el cambio climático.

Estos resultados fueron explicados por el concejal de Urbanismo, Vivienda y Medio Ambiente, Juan José Echeverría y el concejal delegado de Proyectos y Conservación Urbana, Javier López.

Foto Portada, Pamplona, desde el Ezkaba, autor: Chaluco.

2019-03-04T14:28:21+01:00 24 marzo, 2015|