Aumenta número de zonas de baño de calidad insuficiente en España

El 2,2% de las zonas de baño de España analizadas por la UE no supera los niveles mínimos de calidad. Si en 2017 estas zonas sumaron 38, en 2018 fueron 50.

Según el último informe anual europeo sobre la calidad de las aguas de baño, más del 85% de las zonas de baño de Europa supervisadas el año pasado cumplían las normas de calidad más elevadas y estrictas (calidad «excelente») de la Unión Europea por la limpieza del agua. Los resultados publicados esta semana ofrecen una buena indicación de dónde es probable que se encuentren las aguas de baño de calidad más alta este verano.

En cinco países, la calidad del 95% o más del agua de las zonas de baño evaluadas resultó ser excelente: Chipre (99,1% de todas las zonas), Malta (98,9% de todas las zonas), Austria (97,3% de todas las zonas) y Grecia (97% de todas las zonas).

Por el contrario, los tres países con el mayor número de zonas de baño con aguas de calidad «insuficiente» fueron Italia (89 zonas de baño, lo que representa el 1,6%), Francia (54 zonas de baño, lo que representa el 1,6%) y España (50 zonas de baño, lo que representa el 2,2%). En comparación con 2017, el número de zonas de baño con agua de calidad insuficiente en Francia disminuyó (de 80 en 2017 a 54 en 2018), mientras que se registró un aumento de las aguas de baño de calidad insuficiente tanto en Italia (de 79 a 89) como en España (de 38 a 50).

También se destaca que todas las zonas de aguas de baño notificadas en Chipre, Grecia, Letonia, Luxemburgo, Malta, Rumanía y Eslovenia fueron de una calidad al menos suficiente en 2018.

En términos generales, el 95,4% de las 21.831 zonas de baño supervisadas en los 28 Estados miembros de la UE cumplían los requisitos mínimos de calidad fijados por las normas de la UE, según el informe de este año de la Comisión Europea y la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). Además, en el informe se incluyeron 300 zonas de baño supervisadas en Albania y Suiza.

El nivel de las zonas de baño que cumplen las normas de calidad «excelente» más estrictas ha aumentado ligeramente, pasando del 85% en 2017 al 85,1% el año pasado. El número de las que cumplen los requisitos de calidad «suficiente» ha pasado del 96% en 2017 al 95,4% en 2018.

Este pequeño descenso se debe principalmente a la apertura de nuevas zonas de baño para las que todavía no se dispone del conjunto de datos de cuatro temporadas de baño necesario para la clasificación establecida en la Directiva.

Los requisitos en materia de aguas de baño se establecen en la Directiva relativa a las aguas de baño de la UE. La aplicación de sus normas ha contribuido a mejorar enormemente la calidad de las aguas de baño de Europa en los últimos 40 años. Un seguimiento y una gestión eficaces introducidos en virtud de la Directiva, junto con unas inversiones orientadas al tratamiento de las aguas residuales urbanas, han dado lugar a una reducción drástica de las aguas residuales industriales y municipales no tratadas o tratadas parcialmente que se vierten en el medio hídrico.

Con arreglo a las normas, las autoridades locales recogen muestras de agua en zonas de baño identificadas oficialmente durante toda la temporada de baño. A continuación, las muestras se analizan para comprobar la presencia de dos tipos de bacterias indicadoras de contaminación por aguas residuales o procedentes del ganado.

 

2019-06-08T20:27:40+02:00 12 junio, 2019|