El 72% del presupuesto del Plan Aire II es para eficiencia energética

El transporte, la principal fuente de contaminación del NOx -el gas de efecto invernadero con el que se están superando los límites anuales permitidos- recibe una cuota de sólo el 23% de financiación.

El Plan Nacional de Calidad del Aire 2017-2019 (Plan Aire II), que establece el marco de actuaciones del Gobierno para la mejora de la calidad del aire y que da continuidad al Plan Aire I (2013-2016), se ha presentado esta semana. El esquema comprende 52 medidas y cuenta con un presupuesto de 276 millones de euros.

Entre las principales medidas en cuanto a fondos destinados, destaca la puesta en marcha de incentivos económicos para mejorar la eficiencia energética de los edificios, con un presupuesto de 200 millones de euros, esto es el 72,4% del presupuesto total.

Por su parte, en el sector del transporte, se plantea el establecimiento de ayudas que permitan la renovación del parque automovilístico actual y el fomento de los vehículos de energías alternativas y menos contaminantes, con un presupuesto de 50 millones de euros; y el establecimiento de un programa de ayudas para actuaciones de eficiencia energética en el sector ferroviario, con un presupuesto de 13 millones de euros.

Al hilo de estas proporciones financieras, es importante señalar que uno de los contaminantes donde más superaciones de los valores límites se produce en España es el NOx. La principal fuente de este contaminante es el transporte con el 35,2% de lo emitido, seguido de la industria de la energía, con el 22,1%. Sin embargo, el peso de estos sectores en el presupuesto del Plan es menor.

VLA: valor límite anual.

Índice de calidad del aire homogéneo y comprensible

Entre las medidas, destaca la adopción de un índice de calidad del aire a nivel nacional, homogéneo y comprensible, que elaborará el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) de forma consensuada con las administraciones competentes en materia de calidad del aire (comunidades autónomas y entidades locales) para mejorar la información sobre la calidad del aire.

También se elaborará un protocolo marco en casos de episodios de alta contaminación para compartir índices y escenarios con las administraciones competentes (CCAA y algunas entidades locales), un marco general común para una mejor comprensión de todos los españoles cuando se produzcan sucesos de contaminación atmosférica, independientemente del lugar del país en el que se produzcan.

Además, se desarrollará una aplicación para dispositivos móviles que permita la difusión en tiempo real de datos de calidad del aire almacenados en la Base de Datos de Calidad del Aire del Ministerio.

origen de contaminación de NOx en España

La calidad del aire

Explica la nota del MAPAMA que el estado de la calidad del aire en España viene mejorando paulatinamente desde que, en el año 2001, se empezaron a elaborar informes específicos. De hecho, el último informe publicado relativo al año 2016, en el que se miden hasta 16 contaminantes, muestra que la calidad del aire ha mejorado ligeramente con respecto al año 2015, siguiendo con la tendencia positiva señalada y únicamente se han producido superaciones de los valores legislados de dióxido de nitrógeno (NO2), material particulado PM10 y ozono troposférico (O3) en zonas concretas, aunque en menor número que en el año anterior.

Medidas en fase de elaboración

Gran parte de las medidas (agrupadas en ocho ámbitos: sector residencial, información, fiscalidad ambiental, movilidad, investigación, agricultura y ganadería, sector industrial y transporte) se encuentran en fase de elaboración y se desarrollarán a lo largo de 2018, señala la nota del ministerio.

Si bien las medidas para el control de la calidad del aire en España son competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas y de los Entes Locales, la Ley 34/2007 de calidad del aire y protección de la atmósfera habilita al Ejecutivo central, en el ámbito de sus competencias, a aprobar los planes y programas de ámbito estatal necesarios para prevenir y reducir la contaminación atmosférica y sus efectos transfronterizos, así como para minimizar sus impactos negativos.

Fiscalidad ambiental

En el propio plan se describen las medidas relacionadas con la “fiscalidad ambiental”. Afirma el documento que “en febrero de 2017, el documento de trabajo de la Comisión sobre la Revisión de la aplicación de la normativa medioambiental de la UE, Informe de España, incide en que hay margen para revisar los impuestos medioambientales, principalmente en los sectores del transporte y la energía, y en los ámbitos de la contaminación y el uso de los recursos. Identifica como un reto fundamental para España la reducción de las subvenciones perjudiciales para el medio ambiente. En este contexto se crea dentro del MAPAMA un grupo de trabajo que se encargue de analizar las posibles figuras en materia de fiscalidad ambiental para España en base a la cual formule una propuesta de reforma fiscal ambiental que contemple la posible reforma de figuras vigentes, la armonización nacional de figuras impulsadas por algunas CCAA, la creación de nuevas figuras y la introducción de determinados elementos en otras figuras fiscales que puedan proporcionar un impacto ambiental positivo”.

Concretamente, el Plan hace responsable a la Subsecretaría de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que recopile información y la analice entre 2017 y 2019 y presente una propuesta en 2019.

 

Imagen de portada de gaelx

2017-12-22T07:52:57+02:00 19 diciembre, 2017|