Sólo el 3% del parque europeo de viviendas es eficiente energéticamente

Actuaciones de peso como conseguir 10 millones de techos con energía solar o un millón de edificios renovados para 2025 son medidas emblemáticas que deben estar en la agenda de la Comisión y el Parlamento de la UE para alcanzar los objetivos mínimos de transición energética y acción climática.

Un dato preocupante: solo el 3% de las viviendas europeas tiene la etiqueta A en certificación energética. España es el país con las peores clasificaciones dentro de la zona.

Los países de la Unión Europea deberán hacer cambios muy importantes en sus sistemas energéticos en la próxima década si quieren cumplir los objetivos en materia de clima y energía fijados por las directivas.

Para 2030, la UE debe reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% (en relación a 1990), bajar el consumo de energía primaria en más de un 25% (versus 2005) y aumentar la proporción de energías renovables en el consumo de energía final bruta en casi un tercio. Pero ¿qué camino debe seguir para conseguir estas metas?

En su estudio “Transición Energética Europea 2030: El Panorama General”,  Agora Energiewende enumera medidas concretas y necesarias para alcanzar estos objetivos y propone:

Cuatro proyectos emblemáticos que esperan de la Comisión Europea

Para promover los objetivos del paquete Energía limpia para todos los europeos, el think tank alemán pide que el Ejecutivo lance cuatro iniciativas de calado y que son:

  1. Un millón de edificios deberían ser modernizados usando métodos industriales para el año 2025.
  2. Diez millones de techos en toda la UE deberían equiparse con nuevos sistemas fotovoltaicos para 2025.
  3. Apoyo en toda la UE para la calefacción y refrigeración de distrito.
  4. Un programa para facilitar un cambio estructural socialmente equitativo para las regiones que dependen mucho de la minería del carbón.

Al respecto, un reciente estudio del Buildings Perfomance Institute Europe (BPIE) ha revelado que el 97% del parque de viviendas de la Unión Europea requiere ser renovado o actualizado. Para hacer viable los objetivos energéticos y climáticos la gran mayoría de los edificios en la UE deberían ser eficientes energéticamente, y cumplan, al menos, con una etiqueta del certificado de rendimiento o eficiencia energética del tipo A. El análisis de BPIE apunta que sólo el 3% clasifica de esta forma como se observa en el gráfico anterior.

De este cuadro también se desprende que los países con el mayor parque de viviendas de más baja certificación, en orden decreciente, son España, Bulgaria e Italia.

Por otra parte, el informe de Agora concluye que los objetivos actuales exigen que el consumo de carbón se reduzca a la mitad para 2030. Además, el consumo de combustibles para vehículos y calefacción como el gas natural debe caer en una cuarta parte. En tanto, la proporción de energía renovable en el mix energético de la UE deberá duplicarse para reemplazar estos combustibles fósiles.

Con todo, la generación de electricidad renovable tendrá que experimentar una expansión decidida y sostenida, para crecer desde el 32,3% al 57% en el consumo promedio anual de electricidad durante los próximos once años, a pesar del aumento de la demanda.

Además, se necesitan inversiones en eficiencia energética para reducir aún más el consumo de energía entre 2015 y 2030 en un 17%.

Cuota de electricidad renovable en 2030 en la UE

Una propuesta para elevar la ambición climática de la UE bajo el Acuerdo de París

El año 2020, cuando se lleve a cabo el primer proceso de revisión y aumento de la capacidad en el marco del Acuerdo de París “es un momento crucial para la diplomacia climática global. Y la pregunta no es si la UE debería aumentar sus ambiciones climáticas para 2030, sino en cuánto las aumentará”, explica Matthias Buck, director de Política Energética Europea de la entidad autora del informe.

Prioridades para la UE después de las elecciones en mayo

Agora ha identificado diez medidas prioritarias para la nueva Comisión de la UE y el renovado Parlamento Europeo. Estas son:

  1. Adoptar un “precio sombra” vinculante para las emisiones de carbono de 80-100 € por tonelada de CO2 que se aplica a todas las decisiones de inversión y de infraestructura europeas y nacionales.
  2. Revisar tempranamente los nuevos estándares de emisión de CO2 para automóviles y avanzar en la adopción de vehículos eléctricos.
  3. Reforzar los nuevos estándares de emisiones de CO2 para vehículos pesados ​​antes de 2022 y adoptar una cuota para vehículos de cero emisiones y bajas emisiones (ZLEV). Además, los estados miembros necesitan la libertad de establecer tarifas en las carreteras que reflejen los costos de las emisiones de CO2 y la infraestructura pública de carga eléctrica.
  4. La nueva Comisión Europea debería proponer un paquete legislativo que promueva la descarbonización gradual de los combustibles de aviación y transporte marítimo.
  5. Fomentar el desarrollo de una industria europea de baterías competitiva y ambientalmente sostenible, en parte mediante la adopción de estándares mínimos de huella de carbono para las baterías que se venden en Europa.
  6. Avanzar en la descarbonización de la industria y facilitar la inversión en al menos 30 gigavatios de capacidad de electrolizadores en Europa para 2030.
  7. Establecer requisitos cada vez más estrictos para que las autoridades públicas compren cemento y acero de bajo y cero carbono para proyectos de infraestructura, como ya es legalmente requerido en California. Esto proporcionará seguridad de la inversión a las empresas que quieran adoptar métodos de producción innovadores y al mismo tiempo impondrá una carga adicional mínima a los presupuestos públicos.
  8. Priorizar gastos específicos en el presupuesto de la UE para 2021–27 que son necesarios para la transición energética europea.
  9. Establecer un Comité Permanente sobre la Transición Energética en el Parlamento Europeo, así como un Servicio de Apoyo a la Transición de la Energía en la Comisión Europea que ayude a los estados miembros a resolver desafíos concretos de implementación, ya sea en el área de la modernización de edificios o el costo y en la efectiva expansión de las energías renovables.
  10. Revisar las normas de la UE sobre ayudas estatales para crear más espacio para las medidas nacionales que promueven la transición energética.

 European Energy Transition 2030: The Big Picture, descargar informe.

Imagen portada: techos con energía solar fotovoltaica en Colonia, Alemania, de Marco Verch.

 

2019-03-31T13:08:46+02:00 23 marzo, 2019|